Buscar

El West Ham pedirá a sus jugadores que asuman un recorte salarial voluntario

Agencias
9/02/2010 - 16:42

 El copropietario del West Ham United, David Sullivan, desveló que el club pedirá a los jugadores y al personal del equipo londinense, que coquetea con el descenso y se encuentra sumido en una profunda crisis económica, que asuman un recorte salarial voluntario a finales de la temporada.

La entidad de la "Premier" lucha por mantenerse con vida en la máxima división inglesa, donde ahora se ubican en la decimoctava posición, zona de descenso.

Sullivan está preocupado por la situación económica del West Ham, cuya deuda se cifra en 110 millones de libras y piensa que se agravará si el club desciende a la segunda división, "Championship".

El equipo, que tan sólo ha conseguido seis puntos en sus últimos diez partidos ligueros, libra ahora una auténtica batalla por mantenerse a flote.

"Vamos a pedirle a todo el mundo en el club que asuma de forma voluntaria una reducción salarial", desveló este directivo al portal de internet BBC Sport.

El dueño de los "hammers" también indicó que el entrenador del equipo, Gianfranco Zola, figuraría entre aquellos cuyos sueldos podrían verse disminuidos con esa medida.

"Gianfranco está muy bien pagado y pienso que todos los entrenadores de la Premier League reciben salarios excesivos", comentó Sullivan. El copropietario del club agregó que cualquier persona descontenta con la petición podría abandonar la entidad.

Su crítica fue más allá: "No importa donde se mire, todo es un exceso. A todo el mundo se le está pagando demasiado por el trabajo que realiza. El club está pagando las facturas de 110 teléfonos móviles y hay un grupo menor de personas que tienen 'Blackberrys".

Tanto Sullivan como el copropietario del West Ham, David Gold, quien dejó el Birmingham City el pasado noviembre, asumieron el control del club londinense el pasado mes cuando compraron el 50 por ciento de las acciones.

Los nuevos dueños del West Ham han puesto en evidencia la gravedad de la situación financiera que afronta esta entidad. "No me puedo creer los contratos que he heredado. Todo en el club es un desastre y todos debemos colaborar. Si descendemos, ni siquiera me quiero plantear la situación", dijo.

Sullivan señaló que ya habían tenido que "despedir" a gente y que los despidos aún no habían concluido. "Hay personas en el campo de entrenamiento que ni siquiera saben qué es lo que hacen, hay muchísima gente", observó.


Contenido patrocinado

Otras noticias

Comentarios 0