Buscar

DESTACAMOS
El Real Madrid no pasa del empate en casa ante el Tottenham y se complica el primer puesto de grupo en la Champions

Pasado madridista en la llegada del Bayern a Madrid

EFE
20/05/2010 - 16:20

Madrid, 20 may (EFE).- El Bayern Múnich llegó este mediodía a Madrid para disputar la final de la Liga de Campeones ante el Inter Milán el próximo sábado, franqueado por Arjen Robben y Paul Breitner, dos representantes del club bávaro con pasado madridista.

Robben representa el ayer inmediato. El pasado verano abandonó la entidad madrileña con la llegada a la presidencia de Florentino Pérez. El holandés, hace dos temporadas, fue el fichaje estrella de su predecesor, Ramón Calderón.

Dos cursos en el Real Madrid, con suerte dispar. Condicionado por las numerosas lesiones que, especialmente en el último ejercicio, le impidieron rendir a su gusto. "Ahora me siento bien. Estoy con un gran preparador físico en el Bayern y me encuentro bien y puedo jugar como me gusta", explicó Robben.

El holandés se marchó de la entidad blanca sin hacer ruido. Silenciado por los ecos de la repercusión que generó la llegada de la nueva 'galaxia' blanca, liderada por el portugués Cristiano Ronaldo y el brasileño Ricardo Kaká.

"No pienso en eso. Vengo a Madrid con otro equipo y centrado en lograr la Liga de Campeones. Pero es una situación especial para mí. Tengo grandes amigos y pasé dos años buenos. Especialmente con la afición. No tengo ánimo de revancha", indicó Robben, convertido en el líder del Bayern Múnich y principal artífice de la progresión del conjunto de Louis Van Gaal a lo largo de la temporada, que concluirá con la final de la máxima competición continental de clubes.

Paul Breitner representa un pasado más lejano del Real Madrid. El Bayern Múnich oficializó su llegada a Madrid con la presencia de los dos hombres con pasado blanco.

Icono del fútbol alemán de los años 70, época fructífera con el dominio del Bayern en la Liga de Campeones y de la selección, que ganó el Mundial de 1974, llegó al Real Madrid para jugar durante tres temporadas (1974-77), con el que logró dos Ligas, una más que el holandés Robben en su época blanca.

Dotado de una gran fuerza física fue un jugador implicado con cada club en el que militó y de gran carácter y personalidad.

Detalles que ofreció en la rueda de prensa que protagonizó junto a Robben en un hotel madrileño, próximo al Santiago Bernabeu. Habló en alemán, en español y en inglés. No necesitó traductor.

Cada expresión se refirió a la lucha, la entrega y la implicación de los miembros del equipo germano. La unión de cada uno para la lucha por un objetivo, la Liga de Campeones, que la entidad bávara ha conquistado en cuatro ocasiones. En una de ellas, la de 1974, contra el Atlético Madrid, participó Breitner.

Otras noticias

Contenido patrocinado