Buscar

Osasuna respira a costa de un Atlético que cierra una semana negra

Agencias
24/02/2008 - 19:25
Kike Sola celebra el primer gol de Osasuna. Foto: Efe

Osasuna ha conquistado una victoria vital en la lucha por la permanencia al derrotar por 3-1 a un Atlético de Madrid que cierra así una semana fatídica, en un encuentro donde los 'rojillos' buscaron con más ambición el triunfo y sobresalió la terna formada por Plasil, Vela y Kike Sola.

El conjunto de José Ángel Ziganda respira de este modo en la clasificación tras sumar su tercera victoria consecutiva en el estadio Reyno de Navarra, frente a un Atlético del ex técnico 'rojillo' Javier Aguirre decepcionante, superado claramente por los locales en la primera parte y con una tímida mejoría en la segunda, aunque mantiene la cuarta plaza.

Los navarros protagonizaron una salida explosiva, con dos goles de Kike Sola y Vela, en cinco minutos, que no hacían más que reflejar la superioridad local ante un rival timorato que salió completamente descentrado.

Osasuna se adueñó del partido para sacar los colores al conjunto rojiblanco, aunque por sí sólo Forlán se bastó para devolver la emoción al choque, en cuya primera parte los locales perdonaron una mayor renta.

Comienzo demoledor

El equipo navarro puso en franquicia el encuentro a los 53 segundos. Plasil peinó un centro de Javi García para habilitar un ataque de Vela y Kike Sola ante Abbiati, que nada pudo hacer ante el gol servido en bandeja por el mexicano al delantero navarro (1-0, m.1).

Plasil y Vela volvieron a aparecer para el segundo tanto 'rojillo'. El checo tocó el balón antes de recibir la falta Perea para dejar de nuevo en franca posición a Vela, quien, aunque escorado a la derecha, marcó con la zurda de tiro raso cruzado (2-0, m.5).

Forlán tradujo en gol el único disparo visitante de la primera parte, además en una acción muy alejada del área, un lanzamiento desde unos 25 metros que se coló en la portería navarra tras pegar en el poste (2-1, m.26).

A pesar del gol rojiblanco, Osasuna siguió ejerciendo de local y buscó sin descanso el gol de la tranquilidad, objetivo que no consiguió en la primera parte pese a sumar cuatro claras ocasiones en las botas de Plasil, por partida doble, Sola y Vela, a la que Abbiati respondió con acierto, aunque con algún apuro.

Buena actitud, misma fortuna

El Atlético salió en el segundo tiempo con otra actitud. Javier Aguirre inició la segunda mitad con un doble cambio (Valera y Ze Castro por Pernía y Eller) y poco después introdujo a Mista por Cléber Santana, un once ofensivo en busca del empate, también con las bandas cambiadas.

El cuadro madrileño sólo llevó peligro en un balón largo a Forlán y un par de remates de Reyes y Jurado, pero Osasuna ató el partido en una acción individual de Sola, quien sorteó dentro del área a Perea y Ze Castro para regalar el gol a Héctor Font (3-1, m.76).


Otras noticias

Contenido patrocinado