Buscar

El Getafe prolonga el milagro de la UEFA y el Tottenham de Juande pierde en los penaltis

EFE
12/03/2008 - 11:45

Madrid, 12 mar (EFE).- El Getafe prolongó el milagro, derrotó por 1-0 al Benfica, al que ya había ganado en Lisboa, y entrará como cuartofinalista en el bombo del viernes, en Nyon (Suiza), donde también estarán el Bayern Múnich y Bayer Leverkusen alemanes, el Zenit ruso, el Fiorentina italiano y el PSV Eindhoven, que derrotó en la tanda de penaltis al Tottenham de Juande Ramos

La eliminatoria de los octavos de final se completará mañana, jueves, con los partidos Bolton-Sporting Lisboa (1-1 en la ida) y Werder Bremen-Glasgow Rangers (0-2)

El Getafe es la sensación de la temporada. No sólo porque es, junto al Barcelona, el único conjunto español que está en tres competiciones, sino porque parece no tener límite.

Ante el Benfica, al que ya había "bailado" en el Estadio de La Luz, el Getafe no sólo superó las nueve bajas que tenía, sino que, con un gol del uruguayo Juan Albín, culminó un perfecto trabajo de todo el conjunto, que anuló a todo un ex campeón de Europa.

En el HSH Nordbank Arena, Hamburgo y Bayer Leverkusen jugaron un partido propio de la Bundesliga, sino fuese porque lo dirigió el español Alberto Undiano Mallenco y estaba en juego la continuidad de ambos en la Copa de la UEFA.

El Leverkusen, cuarto clasificado en la Liga alemana, eliminó al Hamburgo, tercero, gracias al gol logrado hace una semana en el BayArena y a un buen comienzo de partido en Hamburgo, que le permitió adelantarse con un tanto del bosnio Sergey Barbarez, un ex del HSV.

El Hamburgo logró empatar, por medio de Piotr Trochowski (m.53), pero dos minutos después se volvió a adelantar el Leverkusen, con un gol del griego Theofanis Gekas.

La voluntariosa reacción local, con goles del peruano Paolo Guerrero (m.65) y del holandés Rafael van der Vaart (m.81) no le alcanzó al Hamburgo, que hace dos semanas aspiraba a tres títulos y, ahora, se tiene que conformar con mantener una plaza en la próxima Liga de Campeones.

El Zenit, verdugo del Villarreal, demostró que su clasificación ante los de Manuel Pellegrini no fue una casualidad. Tras perder en Marsella por 3-1, remontó en San Petersburgo (2-0), con dos goles de Pavel Progrebnyak, un delantero del que se dice que podría estar en la agenda del Real Madrid.

El Bayern, mientras, se tomó como un entrenamiento el encuentro de vuelta contra el Anderlecht. En Bruselas, sentenció con un 0-5 y en el Allianz Arena no puso mucho interés, pese a que el brasileño Lucio le adelantó a los 9 minutos.

El Anderlecht remontó antes del descanso (Serhat y Yakovenko), pero nunca dio la sensación de poner en apuros el pase del equipo de Ottmar Hitzfeld.

Los ingleses Everton y Tottenham llegaron hasta los penaltis en sendas eliminatorias que se les habían complicado en la idea, pero murieron en la orilla.

El conjunto de Liverpool tenía que remontar el 2-0 encajado en Italia ante el Fiorentina, al que le devolvió el mismo resultado en poco más de una hora, gracias a los tantos de Andy Johnson y del español Mikel Arteta, éste con un lejano disparo.

Sin embargo, el Everton no supo concluir el trabajo y cayó en la tanda de penaltis (2-4).

El Tottenham de Juande Ramos había perdido por 0-1 en White Hart Lane, ante el PSV Eindhoven, pero en el Phillips Stadium recuperó sus posibilidades con un tanto del búlgaro Dimitar Berbatov, a nueve minutos del final.

Contenido patrocinado

Otras noticias