Buscar

El plan de Ancelotti para revertir la situación del Madrid antes del Clásico

6/03/2015 - 8:00
Ancelotti durante un entrenamiento del Madrid. Imagen: EFE

Primera semana de marzo y el Real Madrid no sólo está vivo en las dos competiciones más importantes Liga y Champions League, si no que lidera la competición doméstica y tiene casi encarrilado su pase a cuartos de final del torneo europeo. Sin embargo, las sensaciones del equipo no son las mejores, y por eso su entrenador, Carlo Ancelotti, tiene un plan.

Consciente del daño que ha hecho al equipo derrotas como la sufrida ante el Atlético de Madrid por 4-0 o el empate del pasado fin de semana ante el Villarreal en casa que supuso dejar pasar la ocasión de dejar la Liga casi sentenciada, el italiano ha marcado en rojo en el calendario los próximos tres encuentros de los blancos.

Ancelotti sabe que un resultado adverso durante las dos semanas que quedan hasta el Clásico con el Barça (22 de marzo) puede ser fatal tanto para su futuro como para la evolución de un vestuario al que últimamente se ha acusado de indolencia y pasividad apoyándose en hechos como la fiesta de cumpleaños de Cristiano Ronaldo tras perder el derbi o la cena de conjura que hicieron los jugadores y que acabó en una discoteca cuando a la mañana siguiente había entrenamiento para preparar el encuentro ante el Villarreal.

Por todo ello, el técnico italiano, que en los últimos días habría recibido un toque de la directiva, quiere que no haya fallos y confía en una victoria este fin de semana en San Mamés que ayude a revertir esta dinámica apático del equipo. De hecho, en esta victoria en Bilbao ante un Athletic rendido por su esfuerzo del miércoles para alcanzar la final de Copa impulsaría el plan del preparador.

Consiguiendo un resultado favorable, los blancos salvarían una visita siempre complicada y mantendrían la distancia con su rivales en Liga antes de medirse al Schalke 04 en casa. Un partido, a priori, fácil para los madridistas, que sólo tendrían que certificar su pase a cuartos de Champions tras vencer 0-2 en la ida.

Con el impulso de haber aguantado estos dos envites, los de Ancelotti tendrían una semana entera para preparar el partido en casa ante el Levante, otra cita que el Madrid debería resolver sin problemas. Si a esto se le suma la vuelta al equipo de activos como Luka Modric y Sergio Ramos, ambos en la recta final de su recuperación tras sus lesiones, Ancelotti contaría con todas las garantías para plantar cara en el Camp Nou, cita que tiene todas las trazas de decantar la Liga.

Ancelotti sabe de la importancia de recuperar a Ramos en el eje de la defensa y de poder volver a contar con Modric en un mediocampo que sufre ante la ausencia de James Rodríguez, también lesionado. En este sentido, el croata ya fue decisivo la temporada anterior para dar equilibrio a la medular blanca.

Además, mirando por el rabillo del ojo al Barça, el plan de Ancelotti podría verse favorecido por el calendario del Barça. Los culés tienen una complicada visita a Eibar que podría hacer que se dejaran puntos allí. Por otro lado, los de Luis Enrique deberán jugar una vuelta de Champions ante el Manchester City la semana previa al Clásico, una eliminatoria en la que no hay nada cerrado pese a la victoria por 1-2 del Barça en Inglaterra.

De vencer al City, el Barça podría llegar mermado de fuerzas al Clásico. De caer, los barcelonistas llegarían hundidos de moral a uno de los partidos clave de la temporada, lo que iría en favor del planteamiento de Ancelotti.

Contenido patrocinado

Otras noticias

Comentarios 0