Buscar

La Champions le devuelve una pizca de suerte al Atlético para pasar a cuartos ante el Leverkusen

17/03/2015 - 23:36 | 00:27 - 18/03/15
Los jugadores rojiblancos celebran el tanto de Mario Suárez. Imagen: EFE.

La Champions es un torneo que, tradicionalmente, ha sido cruel con el Atlético. Le ha puesto dos veces la miel del éxito tan cerca para quitársela en el último suspiro (la herida de Lisboa aún tiene los puntos puestos) que en torno a la Orejona ha crecido un halo rojiblanco de maldición. Pero contra el Bayer Leverkusen la moneda cayó de cara. Solo después de 210 minutos de eliminatoria, una prórroga y una tanda de penaltis. Poca cosa para un rojiblanco.

Podremos decir que en el Calderón se jugó un partido de fútbol, a pesar de que en el césped pareció más bien una batalla cuerpo a cuerpo. Le salió rana la apuesta por los jugones al Cholo (Cani sentó a Gabi), por pura sobreexcitación. Ante la necesidad del momento (con la Liga ya muy lejos, la Champions es la tabla de salvación de un equipo que aún no quiere alejarse de los trofeos), y acosado por la presión del Bayer, se vio acogotado en el tramo inicial y sufrió la primera ocasión del partido: un disparo de Bellarabi que se fue a la izquierda de Moyá.

El Atleti trataba de zafarse a pelotazo limpio, taponados Koke y Arda por un centro del campo que otra vez devoró a su contrincante a base de agresividad y faltas (9 a 25 en el tanteo final). El parón por la lesión de Moyá (Oblak tiene su capítulo aparte) dio oxígeno al Atlético, y a partir de ahí, sin fútbol pero con coraje, los rojiblancos empezaron a avanzar.

Fue una conquista yarda a yarda, y a base de insistencia llegó el gol. En el 26', Cani recogió un rechace, se la puso a Mario Suárez y el '4' con la zurda metió el balón en las mallas con la ayuda de Toprak, que despistó lo suficiente a Leno para hacer el empate en la eliminatoria. El gol aportó seguridad a los del Cholo y Mandzukic pudo hacer el 2-0, pero estuvo lento para llegar al arco alemán.

No hubo mucho más en la primera parte, salvo un recital de jugadas a balón parado desaprovechadas y mucha, mucha tensión. El Bayer esperaba una contra que casi siempre cortó un Giménez imperial. En definitiva, un escenario más para guerrilleros que para estilistas, y en ese sentido obró Simeone.

En el descanso dio entrada a Raúl García y volvió a una formación más tradicional. El encuentro no cambió, y a medida que avanzaron los minutos los dos equipos se atenazaron más, conscientes de lo cerca que estaba el abismo para cualquiera. Aquí la principal diferencia entre el Leverkusen y el Atlético fue que los rojiblancos, empujados por un Calderón rendido, quisieron siempre algo más que su rival. La suerte también se trabaja.

En el tramo final del tiempo reglamentario tuvieron los locales las ocasiones más claras: un pase de Mandzukic que estuvo a punto de conectar con Griezmann y un disparo de Arda. Fernando Torres entró por el croata y el partido se fue a la prórroga. Ahí habló Arda Turan.

El turco es un hombre especial, de esos capaces de atarse el nudo de los cordones de los zapatos en pleno incendio o de irse de tres jugadores en la banda con más de 100 minutos de partido a cuestas. Fue él quien aportó un poco de pausa, y quien dirigió el escaso fútbol que tuvo el Atlético. Pero fue Raúl García quien tuvo la ocasión de convertirse en héroe: su tiro, potente y con la derecha, fue repelido por Leno. El protagonismo estaba reservado para otros. Y en el peor escenario posible, el de los penaltis.

Más cuando el primer lanzamiento, de Raúl García, se fue por encima del larguero. Pero muchas veces el fútbol le guiña el ojo a los héroes ocasionales, y aquí encaja Oblak. El esloveno no picó ante el amago de Çalhanoglu y cortó los principios de infarto en el Calderón. Griezmann, Rolfes y Mario cumplieron, pero Toprak no. El central acudió a la cita con el balón como si éste le fuese a  dar una descarga eléctrica, y su tiro se fue arriba. Koke falló y Castro marcó el suyo. En ese momento, Torres se dirigió al punto de penalti.

El de Fuenlabrada, por fin defendiendo la elástica rojiblanca en Champions y en casa (con su relación de amor-odio con los penaltis), la colocó al extremo e hizo inútil la estirada de Leno. Minutos después diría que sabía que tenía ajustarla  lo máximo posible. No se puso nervioso. En el instante de mayor carga emocional en muchos años en el Calderón, Kiessling la mandó a las nubes. La suerte, esta vez sí, se había puesto del lado del Atlético. Los del Cholo todavía tienen algo que decir en esta Champions que tienen entre ceja y ceja.

Contenido patrocinado

Otras noticias

Comentarios 9

#1
18-03-2015 / 00:43
mal, muy mal
Puntuación -10

No sé cómo juega el Atleti, pero en este partido muy mal, teniendo el balon y no tener posibilidad de tirar a puerta en dos o tres ocasiones en todo el partido, no sabe marcar, y jugando así no me extraña. Después de lo que he visto, los penaltis lo tenían por justicia haberlos bajado del burro en el que estaban subidos, y han tenido la suerte que el Bayer no ha jugado, han perdido ellos solos la eliminatoria

#2
18-03-2015 / 03:04
cuatro cero
Puntuación 3

El 4-0 sigue escociendo?

https://www.youtube.com/watch?v=wAwQPBYtTlY

#3
18-03-2015 / 08:43
Elen
Puntuación 1

jajaja, ya te digo que les escuece... Mucho Atleti!!!

#4
18-03-2015 / 09:56
Hala Madrid!
Puntuación -3

Mirar para arriba, que nosotros ya miramos hacia abajo!

#5
18-03-2015 / 10:28
Ayala
Puntuación 1

Alguien sigue sin entender por qué algunos somos del Atleti ???

#6
18-03-2015 / 11:04
Elen
Puntuación 1

Nosotros no somos del Atleti porque gane o porque pierda, somos del Atleti por cosas como la de anoche, simplemente, somos del Atleti, en las buenas y en las malas.

#7
18-03-2015 / 11:15
Hala Madrid (hijos de p u t a)
Puntuación 0

Al 2, déjate de tonterías. Eso no duele ni lo más mínimo y menos viendo la ventaja que tenemos sobre vosotros en Liga.

Lo que duele de verdad es el minuto 93, déjate de historias. Ese cabezazo quedará siempre grabado en el ojete de los rojiblancos.

#8
18-03-2015 / 11:19
Forza Atleti oe
Puntuación -2

El que no entienda porque somos del Atleti que le dennn!!!! Somos perdedores, lo llevamos en nuestro ADN, somos del Atleti, aupa Atletiiii. Yo me voy a la Peinetaaaa, al estadio Mahou Peineta Club, donde luchan como hermanossss los que gustan del fútbol de emoción... Atletiiiiiiii Atletiii Atlético de Madriddddd... me emociono.

#9
18-03-2015 / 13:42
BARCA CAMPEÓN
Puntuación 0

Visto los equipos que se estan clasificando para mi Barca quiero al Real Madrid que por ahora es el equipo más débil