Buscar

Neymar remata la faena ante el PSG y el Barcelona ya está en semifinales de Champions

21/04/2015 - 22:36 | 22:55 - 21/04/15
Más noticias sobre:
Neymar celebra uno de los dos goles al PSG. Imagen: EFE.

Andaba Neymar un tanto timorato desde hacía varias semanas, y encontró en la Champions el antídoto perfecto. Un doblete del brasileño le dio la victoria al Barcelona ante el PSG y el pase a las semifinales de Champions. Los de Luis Enrique, dominadores claros todo el partido, no solo se llevan la clasificación, sino que también recuperan la sonrisa de un jugador que ha de ser clave en el tramo final.

El Barcelona fue el dueño y señor de un encuentro que desde el primer momento reflejó que ni el propio PSG se creía lo de la remontada. Con Verratti e Ibrahimovic de nuevo, sí, pero plantado atrás a pesar de la necesidad de anotar como mínimo dos goles, y sin presionar la salida de balón culé. Los blaugrana lo agradecieron desde el principio, y no tardaron en hacérselo saber a Sirigu.

Tras un disparo de Messi que pegó en la defensa del PSG, Iniesta decidió sacar la varita mágica en el 13': varios regates antológicos y pase de tiralíneas a Neymar, que se merendó a Sirigu y metió a puerta vacía como quien se toma un café nada más levantarse.

Ibrahimovic pudo responder a los pocos minutos, pero el colegiado anuló (de forma correcta) su tiro dentro del área. Fue un aviso, pero nada más. Ejecutando una presión que quizá debería haber correspondido al otro equipo, el Barcelona no dejó respirar al PSG y le hizo perder muchos balones. Esto causó un goteo constante de ocasiones: Messi, Dani Alves desde lejos, Luis Suárez...pero era el día de Neymar.

En el 33', el '11' cabeceó libre de marca a gol un centro de Dani Alves con la izquierda. Nadie sabe a estas horas dónde estaban David Luiz y Marquinhos. Restaban 57 minutos de eliminatoria, pero todos sabían que el final había llegado.

Tras el gol, el Barcelona mantuvo el ritmo casi por vergüenza torera, y acudió al descanso como quien llega al final. Xavi entró en el 46' con el mandato clave de anestesiar el partido, y una vez más respondió. No es amigo Luis Enrique de exponerse más de lo justo, y lo volvió a demostrar. Su propuesta dista de las anteriores que se han visto en Can Barça, pero todos los registros le dan la razón: suma 42 victorias en sus primeros 50 partidos.

Así, lo más interesante de la segunda parte fue ver quién era cambiado en ataque (le tocó otra vez a Luis Suárez, víctima tras las quejas de Neymar) y los chispazos que aportó Lucas Moura, que estuvo involucrado en todas las jugadas de peligro que tuvo el PSG en el tramo final, cuando la relajación fue más latente en la defensa local. Un disparo potente de Zlatan, otro de Matuidi dentro del área y uno del propio Moura, que se le fue arriba. Muy poco para un equipo que fue la sombra del que se vio en Stamford Bridge en marzo.

Sin riesgos, sin sustos y también sin tanta vistosidad, el Barcelona fue obligando al tiempo a transcurrir hasta que llegó el pitido final para recoger el fruto de las semifinales. Como en todos sus partidos en las eliminatorias de Champions, le bastó solo una parte. Y, claro está, la sonrisa de Neymar.


Contenido patrocinado

Otras noticias

Comentarios 0