Buscar

Las sombras del nuevo reparto del fútbol español mantienen el duopolio Real Madrid-Barcelona

5/05/2015 - 18:49
Bale y Neymar, en el pasado Clásico. Imagen: EFE.

El pasado 1 de mayo, en el Boletín Oficial del Estado se publicaba el Real Decreto ley 5/2015 por el que se conseguía la comercialización conjunta de los derechos televisivos del fútbol español. Se abría, en teoría, una nueva etapa en pos de la máxima competitividad posible y de romper el duopolio Real Madrid-Barcelona que denunciaba el grueso de los clubes de la LFP (Liga de Fútbol Profesional). No obstante, la nueva regulación tiene varias sombras que dejan en entredicho el fin de este reinado de los dos grandes de nuestro fútbol.

El artículo 5 del Real Decreto, que enumera los criterios de reparto, es claro: el 90% de los ingresos se destinará a los clubes de Primera (el 10% restante, a los de Segunda), y se hará en base a tres criterios. El primero de ellos establece que el 50% del dinero se repartirá a partes iguales entre los 20 equipos de Primera. A partir de ahí comienzan las diferencias.

El segundo criterio dictamina que el 25% de los ingresos llegará a los clubes en función de los resultados deportivos de los últimos cinco años, con una mayor importancia de los más recientes. Esto, obviamente, favorece a los equipos más poderosos hasta ahora. En cuatro de las últimas cinco ligas, Real Madrid y Barcelona se han repartidos los dos primeros puestos, a excepción de la del curso pasado, cuando fue campeón el Atlético de Madrid.

En este punto, la diferencia de ingresos comienza a ser bastante pronunciada, ya que ganan más los que han tenido posiciones más elevadas en la tabla. El primer clasificado gana casi cinco veces más que el octavo, y si se compara con el último, la proporción es de 68 a 1. Distancias demasiado pronunciadas que no evitan desigualdades.

Falta el último criterio para repartir ingresos, el que tiene en cuenta la implantación social de los equipos de fútbol. De todo el dinero que trae esta forma de reparto, dos tercios corresponden a "la participación en la generación de recursos por la comercialización de las retransmisiones televisivas". Esta premisa, que parte de todo aquello que se pretendía evitar con la nueva regulación, lógicamente beneficia a los equipos de mayor entidad en la venta de derechos. Real Madrid y Barcelona están a la cabeza. El tercio restante tampoco les perjudica, pues corresponde a las ventas por abono y taquilla media de los últimos cinco años.

¿Un frenazo al nuevo reparto?

Así, dos de los tres nuevos criterios que se han establecido para repartir los ingresos benefician a los dos grandes clubes. Criterios que, por otra parte, suponen el 50% de todo el dinero. Pero, en el caso de que este nuevo reparto redujese el nivel de ingresos de Real Madrid y Barcelona, hay un punto que haría regresar la situación a la anterior al Real Decreto.

La disposición transitoria segunda dice lo siguiente: "Si la cantidad disponible para el reparto entre los clubes y entidades participantes, de conformidad con el artículo 5.1, fuera inferior a la suma de los ingresos obtenidos por todos los participantes por la comercialización individual de los derechos audiovisuales en la temporada 2014/2015 no serán de aplicación ni los criterios de reparto previstos ni los límites del artículo 5". En el caso de los equipos con menores ingresos, resulta muy complicado quedar por debajo, circunstancia que a raíz de la intención de un mejor (y más igualitario) reparto sí podría darse en Real Madrid y Barcelona.

Contenido patrocinado

Otras noticias

Comentarios 3

#1
05-05-2015 / 18:58
Jess
Puntuación 0

Mucha pasta veo

para el club de los charnegos aborrecidos y renegados de CASPALUNYA

si.

#2
05-05-2015 / 19:17
Rudolph, la cabra de la Legión
Puntuación 1

Creo que no es un reparto equitativo. Deberían haber tomado el modelo Premier o el de la Bundesliga, en mi opinión

#3
06-05-2015 / 14:08
Puntuación -1

Si entran los de POTEMOS en el prox gobierno, creo que les van a cortar una pierna a los delanteros de los grandes.

Para socializar/igualar, más que nada.

Y a Nadal, le van a obligar a jugar con raqueta de Badmington, que vale ya de abusar de los maletillas, hombre !