Buscar

El Real Madrid pierde el norte ante la Juventus

5/05/2015 - 22:37 | 23:14 - 5/05/15
Más noticias sobre:
Tévez celebra el 2-1 marcado al Real Madrid. Imagen: Reuters.

El Real Madrid perdió en su visita al Juventus Stadium por 2-1 en un partido bastante gris de los de Carlo Ancelotti, que inclinaron la cabeza ante una Juventus que supo entender mucho mejor las circunstancias y que aprovechó el caos en el que se sumergió su rival durante más de 70 minutos.

Desde el pitido inicial, se comprobó que la fórmula de Ancelotti no funcionaba para la Juventus. Ramos de interior no fue el antídoto, sino el veneno. Entre la delantera y la defensa, se creó un espacio que se dedicaron a rellenar los jugadores juventinos, que comenzaron en una auténtica tromba, presionando la salida de balón, queriendo demostrar en casa de quién se jugaba. Un puñetazo en el pecho, dos o tres gritos...y funcionó, porque intimidó.

Primero Casillas regaló un balón por la presión de Tévez que acabó con un derribo a Vidal, luego Sturaro probó al meta, más tarde Morata intentaba la vaselina...habían pasado solo ocho minutos, pero aún no había ocurrido lo peor. Justo en ese momento, Tévez se volvió a encontrar solo cerca de la frontal. Avanzó sin oposición, y la pegó fuerte. Casillas rechazó el balón a las botas de Morata, que no perdonó a su exequipo. El destino, caprichoso con el reencuentro, también lo fue con el agraciado en el primer tanto.

La bofetada en la cara pareció asustar más a la Juventus que al propio Madrid. Con el paso de los minutos, los italianos dejaron de ser valientes y cedieron metros progresivamente. Y los blancos, a pesar de Ramos y Marcelo, comenzaron a trenzar poco a poco pases seguidos y a habitar el campo rival. Cristiano avisó en el 24' con un tiro desviado, y en el 26' no falló.

Fue la primera gran jugada del equipo en todo el partido. Carvajal y James mezclaron por la derecha, y el colombiano la puso por arriba al segundo palo, donde el luso remató a placer. Ahí estuvieron los pocos y mejores minutos blancos, con un correcto Isco, queriendo responsabilidad y asumiendo galones. Pero el dominio solo trajo consigo una ocasión clara: la de James en el 39', cuando remató al larguero un pase de Isco desde la izquierda. La Juventus se fue viva al descanso, y tras él, se lo hizo pagar a un Real Madrid que dejó su atisbo de recuperación en simplemente eso, un atisbo.

Del túnel salieron las versiones juventinas del primer tramo, con un buen Tévez moviéndose entre líneas, un Morata muy peleón y un Vidal que siempre se encontró cómodo y con la lectura adecuada del tiempo del partido. Sin embargo, el 2-1 fue obra a medias entre la mala suerte y Carvajal. Marcelo disparó desde la frontal en una segunda jugada, y el rechace llegó a Tévez. El argentino comenzó la carrera en su campo, pero llegó a la contra hasta el área rival, donde Carvajal le arrolló de forma innecesaria cuando le había encerrado en un costado. El '10' ni se pensó en fallar la pena máxima.

Tras el gol, el Real Madrid expuso los mismos fallos del inicio, solo que esta vez continuaron hasta el final. Ramos naufragó con y sin el balón, Bale no apareció, Marcelo no fue el faro que acostumbra...y Ancelotti. El italiano contribuyó al caos, quitando un jugador de toque justo cuando la Juve se armó con tres centrales. Isco dejó su sitio a Chicharito, y esta vez no hubo efecto del mexicano, cuya única aportación fue la de rozar un pase de Bale al que tampoco pudo llegar Cristiano.

Como en otras tantas ocasiones, al quedarse sin fútbol el Real Madrid recurrió a los balones aéreos, y eso no funcionó ante tres centrales como Bonucci (1,90), Chiellini (1,87) y Barzagli (1,86). Al final, incluso tuvo que irse aliviado y con doble susto: Llorente, que sustituyó a Morata, tuvo en dos ocasiones el gol. Primero, aprovechando un fallo de Pepe y entregando mal la pelota después de irse de Casillas, y después en un cabezazo casi inesperado que el meta repelió con el rostro.

Con el acongojo todavía en el cuerpo, el Real Madrid se marchó de Turín con muchas asignaturas pendientes y un desafío: la remontada. La tarea para Ancelotti y sus chicos es de órdago, pero el comodín del Bernabéu siempre cuenta. Y mucho.


Contenido patrocinado

Otras noticias

Comentarios 5

#1
05-05-2015 / 22:46
PRD
Puntuación 17

El peor partido que he visto de Sergio Ramos.

#2
05-05-2015 / 22:52
Revancha
Puntuación 0

Uno de los peores partidos del Madrid en mucho tiempo y ha perdido con esa banda de puto milagro. Al final el futbol ganara al antifutbol. Quedan 90 minutos, a poco que mejore le caera más de uno.

#3
05-05-2015 / 23:02
Sjddj
Puntuación 4

Hsta el penalti del inútil de Carvajal, el Madrid hubiera ganado fácil

#4
06-05-2015 / 07:26
experto
Puntuación -1

El topo de no nos quitó la décima por los pelos después de su cantada. Este año lo va a conseguir, no para de cagarla.

TOPO vete ya

#5
06-05-2015 / 13:46
Puntuación 0

Si jugando tan mal nos ganan de pena, en el Bernabéu y jugando sólo un pelín bien, nos metemos en la final, de sobra.