Buscar

El 'otro' Luis Enrique pide que le dejen tranquilo en Twitter tras el PSG-Barcelona

15/02/2017 - 19:48
  • Los usuarios se confundieron al mandar sus mensajes de rechazo
enriqueluis-psg-efe-madriza.jpg
Luis Enrique, en el partido ante el PSG. Imagen: EFE.

El entrenador del Barcelona, Luis Enrique Martínez, ha sido objeto de muchas críticas después de la goleada del PSG (4-0) en París. Tanto ha sido así que los usuarios de Twitter, en su afán de abroncar al técnico, han llegado a responsabilizar involuntariamente a otro Luis Enrique, un cantante de Nicaragua que ha sido una víctima adicional de la debacle en París.

"Para los fans del fútbol que le escriben a Luis Enrique entrenador del Barça, lamento informarles que esta no es su cuenta", publicó en su cuenta de Twitter, toda vez que una multitud de seguidores apareció en sus menciones reprochándole lo ocurrido en el Parque de los Príncipes.

Al principio, el cantante respondió a algunos de los usuarios que le fueron mandando mensajes, pero cuando observó que la magnitud de menciones fue demasiado grande para contestar a todos, optó por este mensaje que ya se ha hecho viral.

Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.