Buscar

Destacamos
Feliciano López gana el título más importante de su carrera al imponerse a Marin Cilic en la final de Queen's

Así fue el tenso día después en el Barcelona tras la humillación contra el PSG

16/02/2017 - 8:01
  • El entrenador sólo dedicó cinco minutos de charla al grupo
  • Nada de arengas o llamadas al optimismo tras caer 4-0
  • Los problemas entre Luis Enrique y el vestuario crecen
Luis Enrique, en las instalaciones del Barcelona antes de ofrecer una rueda de prensa. Imagen: EFE

Luis Enrique atraviesa un momento muy complicado en el Barcelona, casi tanto como cuando en 2015, tras perder en Anoeta, rozó la destitución. Después ganó el triplete. Esta vez la situación no parece tan favorable. Casi eliminado de la Champions y segundo en Liga, el entrenador ve, como entonces, como su distancia con el vestuario se hace gigante. Ayer, en el retorno del equipo al trabajo para preparar el partido frente al Leganés, el preparador blaugrana evidenció esa distancia con un silencio revelador pese al baño sufrido en la máxima competición continental.

Revela hoy el diario Marca que, al contrario de lo que suele suceder tras derrotas abultadas, Luis Enrique no habló con los suyos más de cinco minutos antes de mandarlos al campo de entrenamiento Tito Vilanova.

En la intimidad del cambiador, Lucho apenas dio unas cuantas instrucciones técnicas, pero nada de arengas o charlas dilatadas apelando a la remontada. Eso seguramente quede para otro día. No para la complicada jornada posterior a un resultado doloroso.

Hay que recordar que la situación entre el técnico y sus jugadores es muy complicada. La mayoría cree que el técnico se va a marchar y son también muchos los que dudan de sus propuestas futbolísticas. Busquets, acabado el duelo en el Parque de los Príncipes, habló de la ausencia de un plan frente al buen planteamiento del contrario, palabras que al propio Luis Enrique molestaron en la tensa entrevista que mantuvo con TV3 acabado el duelo.

Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 0