Buscar

elSuperLunes
¡Ya es elSuperLunes! Con sólo un click, descargue gratis su edición de elEconomista

Las lesiones más surrealistas de los futbolistas

7/03/2017 - 18:55
Gabi, con la muñeca vendada ante el Valencia. Imagen: EFE

Este pasado viernes Gabi, capitán del Atlético de Madrid, sufrió un accidente doméstico que le tendrá apartado de los terrenos de juego aproximadamente diez días. Por fortuna el rojiblanco pudo jugar ante el Valencia, pero tras ser operado tendrá que perderse dos partidos.

Si echamos la vista atrás, existen muchos futbolistas que se han lesionado lejos de los terrenos de juego. Lesiones raras, extrañas y surrealistas que parece mentira que puedan darse en este tipo de jugadores:

- Ever Banega: cuando hablamos de Banega a muchos les viene a la mente su accidente con su Ferrari. El argentino iba a repostar gasolina cuando el coche su coche le atropelló al no poner el freno de mano. Banega sufrió una rotura de tibia y peroné.

- Santiago Cañizares: el exportero del Valencia se lesionó el tendón del pie derecho al caérsele un bote de colonia en su pie. Cañizares se perdió el Mundial de Corea y Japón del 2002 cuando todo parecía indicar que sería el titular. Casillas fue el gran beneficiado.

- Alessandro Nesta: el defensor de Lazio y Milan, entre otros, se rompió el tendón de la muñeca por jugar a la Play Station. Nesta dedicaba horas y horas a jugar a la consola.

- Carlo Cudicini: el expotero de Lazio y Chelsea, habitual suplente, sufrió un grave percance en su rodilla por culpa de su perro. El animal tiró tan fuerte de la correa que arrastró a Cudicini y le ocasionó una lesión.

- Lionel Letizi: el mítico portero francés de los años 90 sufrió una de las lesiones más extrañas que se recuerdan. Jugando al Scrabble, Letizi se agachó a coger una ficha cuando le hizo la espalda 'crack'.

- David Batty: exfutbolista del Leeds United que sufrió una lesión de rodilla importante que le tuvo apartado de los terrenos de juego varios meses. El 'culpable' fue su hijo, el cual se lo llevó por delante mientras conducía su triciclo.

- Richard Wright: el exportero del Arsenal sufrió una de las lesiones más curiosas dentro de un campo de fútbol. El exgunner pisó durante el calentamiento un tablón en el que ponía "Prohibido pisar el césped" (ubicado dentro de la portería) al intentar despejar el balón. El portero se torció el tobillo.

- Rio Ferdinand: el defensa ya retirado y ex del Manchester United tuvo una de las lesiones más tontas que se pueden tener dentro de casa. El inglés se estiró para coger el móvil cuando de repente sufrió una lesión en el tendón de la corva.

- Dave Beasant: exportero inglés de clubes como Wimbledon y Chelsea, se lesionó por culpa de la mayonesa. Beasant abrió la nevera y dio con el codo al bote, con la mala suerte de que un trozo de cristal le cayó al dedo del pie. Tuvo que estar apartado del fútbol dos meses.

- Darren Barnard: para el final hemos dejado la más surrealista de todas. El exjugador del Barnsley se rompió los ligamentos de la rodilla al pisar un charco con la orina de su perro dentro de la cocina.

Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 0