Buscar

elSuperLunes
¡Ya es elSuperLunes! Con sólo un click, descargue gratis su edición de elEconomista

El lío de la sanción de Neymar: el Barcelona se juega una alineación indebida ante el Real Madrid

21/04/2017 - 19:06
  • El club explora una vía interpretativa de la ley por la que alinear al '11'
  • Se arriesga a que la RFEF considere al futbolista suspendido
Neymar, en el partido ante el Málaga. Imagen: Reuters.

La presencia de Neymar en el Clásico ante el Real Madrid aún no está descartada del todo. En las últimas horas, el Barcelona se ha sumergido en una guerra judicial jugueteando con los esquinazos legales de los reglamentos con un único objetivo: conseguir que esté el jugador brasileño.

Después de que el Comité de Apelación de la RFEF rechazase el recurso del Barcelona, el Tribunal Adiministrativo del Deporte (TAD) era la última instancia a la que podía acudir el equipo culé...y en el momento de su reunión, no había recibido escrito alguno del Barça. El texto de recurso llegó, eso sí, una vez finalizada la reunión, dentro del plazo todavía. Todo con una idea clara.

Tal y como informan Sport y Mundo Deportivo, la estrategia del Barcelona, consensuada con especialistas en derecho deportivo, ha sido la de ampararse en el artículo 90 de la ley 39/2015 que asegura que "la resolución que ponga fin al procedimiento será ejecutiva cuando no quepa contra ella ningún recurso ordinario en vía administrativa".

La lectura que se hace en el Barcelona (previa consulta con servicios jurídicos de la RFEF) es que si el TAD no se reúne de urgencia este mismo sábado, al no haber una resolución firme, Neymar podría jugar en el Bernabéu al quedar esta sentencia paralizada.

El periodista especializado en asuntos federativos de la Cadena Cope, Isaac Fouto, ha asegurado que si el Barcelona alinea a Neymar sin reunión del TAD de por medio, incurriría en alineación indebida al ser las sanciones ejecutables de manera inmediata.

La opinión en el Barcelona es la contraria, aludiendo a que la ley 39/2015 es de rango mayor. En esta contradicción, y si el TAD no se reúne, el Barcelona tiene dos opciones: arriesgarse con una medida que puede ser letal en su adiós a la Liga o jugársela amparado en una interpretación de la jerarquía entre reglamentos. Un lío judicial que se dirimirá, si no en la convocatoria de Luis Enrique, en la alineación del domingo. Hasta entonces, toca esperar.

Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 1

#1
22-04-2017 / 09:57
Jenaro leon Auyanet
Puntuación 2

Este es el "mal llamado deporte Rey",todo es una mafia en cuanto se trata de los grandes clubs,solo hay intereses y nada más,¡que lástima con lo que a mi me gustaba el fútbol!,ya casi ni lo miro y este R.Madrid-Barcelona será uno de ellos.