Buscar

DESTACAMOS
Muere a los 69 años Gregg Allman, leyenda del rock

Toda la Liga mira a Míchel: el entrenador del Málaga dice que irán a por el triunfo ante el Real Madrid

15/05/2017 - 10:54
  • "No somos culpables de lo que ocurra la última jornada"
  • Los blancos podrían jugarse la Liga en La Rosaleda
El entrenador del Málaga y exjugador del Real Madrid, Míchel González. Imagen: EFE

La última jornada liguera tendrá un nombre propio: Míchel González. Todos los ojos apuntarán al entrenador del Málaga y exjugador del Real Madrid el día en que los blancos levantarán o no el título liguero en función de lo que hagan en el feudo del conjunto malacitano, que en esta Liga ya no se juega nada.

Desde hace semanas se viene especulando con la actitud con la que saldrá el plantel de Míchel ante el exequipo del preparador. La evolución de las últimas jornadas y los triunfos este domingo de Barça y Madrid hacen que la igualdad siga siendo máxima y que hasta este próximo fin de semana no se sepa el desenlace de la competición.

En esta tesitura será clave el rendimiento de un Málaga muy venido arriba en las últimas semanas, ya con el entrenador madrileño en su banquillo después de una temporada con vaivenes y varios cambios de técnico. El Málaga, que ya consiguió recientemente una vistosa victoria frente al Barça en La Rosaleda, será, por tanto, juez y vergudo del torneo dométistco.

Por su parte, Míchel, que ya ha recibido algún dardo desde Barcelona por esta coyuntura, uno de ellos del propio defensa blaugrana Gerard Piqué, ha querido desmarcarse cualquier suspicacia asegurando, tal y como recoge este lunes el diario Marca, lo siguiente: "No somos culpables de lo que ocurra la última jornada".

"Nuestra obligación es defender esta camiseta", dijo ayer el técnico cuando se le preguntó por este capricho del calendario de Liga y por sus palabras pasadas de que preferiría hacer "el pasillo antes que la puñeta" al Madrid.

Antes de que esta última jornada se juegue, el Madrid tiene la obligación ineludible de ganar al Celta este miércoles en Balaídos, partido que quedó atrasado por el temporal de viento en Galicia. De vencer en Vigo, a los madridistas les bastaría un empate ante el Málaga para cantar el alirón. De no hacerlo, la victoria ante los malacitanos se antoja vital, siempre que el Barça no falle en casa ante el Eibar.

Otras noticias

Contenido patrocinado