Buscar

Última hora
Podemos entrará en el Gobierno del PSOE en Castilla-La Mancha tras el 'sí' mayoritario de sus bases

El Barcelona y su derrotismo histórico: no cree en sus opciones de ganar la Liga

19/05/2017 - 9:17
  • Las 'vacaciones' que dio Lucho a los suyos ha destensado la semana
  • Estos días la plantilla se ha centrado en actividades extradeportivas
  • Pocas voces han hecho llamamiento a la épica para el fin de semana
Luis Suárez, con Messi difuminado en primer plano, durante un partido de Liga del Barça. Imagen: Reuters

El FC Barcelona afronta este domingo, ante el Eibar, en el Camp Nou (20:00) el último partido de Liga. Lo hace con opciones de ganar el campeonato. Para ello, el Real Madrid debería perder en Málaga y ellos, el Barça, ganar a los armeros. No es un plan descabellado. La historia (véase las ligas de Tenerife, por ejemplo) así lo ha demostrado. Pero esta vez, al contrario que en aquellos años, los culés se han dejado arrastrar por su derrotismo histórico. En la ciudad condal son pocos, muy pocos los que le tienen fe a la gesta.

El primero que lo demuestra es el propio equipo y su cuerpo técnico. Tras ganar a Las Palmas, el técnico, lejos de focalizarse en el trabajo previo del partido frente al Eibar, decidió dar tres días de descanso a los suyos.

Unas 'semi-vacaciones' que se rompieron ayer cuando el se retornó al tajo, eso sí, tras un cúmulo importante de actividades poco centradas en la vida deportiva.

Ter Stegen, por ejemplo, se casó. Y Messi o Suárez acudieron juntos a la presentación de una tienda de zapatos de la mujer de Cesc Fàbregas. Todas, actividades más propias de una pretemporada, que de una semana en la que el Barça se puede jugar el título. Un acto, este último, que tuvo lugar mientras el Madrid jugaba en Vigo un duelo en el pasaban buena parte de las esperanzas blaugranas de ganar el título.

En estos días han brillado por su ausencia las llamadas a la épica, a generar presión en contra del eterno enemigo, tratar de tocarlo psicológicamente, generar dudas que puedan suponer un punto débil de los merengues frente al Málaga.

Una virtud del madridismo 

No es la primera vez que el Barça se deja llevar por este derrotismo que, en el caso del Real Madrid, no existe, esto es, los blancos suelen manejarse mejor en la llamada a la épica.

Figuras del barcelonismo como Xavi o Pep Guardiola han reconocido en varias ocasiones que esa búsqueda de lo imposible, ese jamás rendirse, es una de las virtudes que envidian del eterno enemigo y que, precisamente con la llegada de Pep, parecían haberse desterrado en el Camp Nou.

La remontada ante el PSG era buen ejemplo. Pero de aquello ya no queda nada esta semana en la que los culés podrían lograr otro título de Liga en el que pocos creen en la ciudad condal.

Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 0