Buscar

El fichaje de Ceballos por el Real Madrid deja al aire las vergüenzas del Barcelona y sus últimas filtraciones

14/07/2017 - 11:04
  • Sus mandatarios trasladaron a la prensa un vuelco en su fichaje
  • Desde el palco del Camp Nou se vendió un acuerdo con el jugador
  • El futbolista siempre tuvo claro su deseo de jugar en el Madrid
Josep María Bartomeu, presidente del Barça, habló personalmente con Ceballos para convencerlo de su fichaje. Imagen: Reuters

El Real Madrid ha hecho oficial este viernes el fichaje de Dani Ceballos para las próximas seis temporadas. Su llegada al Santiago Bernabéu supone un golpe para su otro pretendiente, el FC Barcelona, pero también para su directiva ya no sólo por no conseguir su incorporación, sino por filtrar un acuerdo con el jugador que jamás existió.

Todo ocurrió durante el boom de Ceballos en la Euro Sub-21, cuando se aceleraron las informaciones que apuntaban a que el Real Madrid cerraría su fichaje en breve.

El Barça trató de reaccionar ante la presión de su propia masa social, que veía que el eterno rival ataría a un jugador del mismo perfil del buscado por la dirección deportiva blaugrana, pero mucho más barato que el principal objetivo, el italiano Verratti.

El presidente del club, Josep María Bartomeu, y su director deportivo, Robert Fernández, llamaron personalmente al jugador para tratar de convencerlo de que en el Barça tendría la oportunidad de jugar en el primer equipo desde el minuto 1. Que no sería cedido a ningún otro equipo, como pretendía el Real Madrid.

El entorno cercano al jugador afirma que en esa charla Ceballos se mostró agradecido y valoró mucho esa opción, la de estar ya bajo las órdenes del primer equipo. Sin embargo, se niega que diera el sí a su salida al Barça.

Pues bien, al día después de esa charla, la directiva blaugrana se apresuró a filtrar a los dos rotativos deportivos más importantes de Barcelona, el Sport y el Mundo Deportivo, que el acuerdo estaba próximo porque Ceballos quería jugar junto a los Messi y compañía. Era una forma de inyectar ilusión en una afición molesta por la falta de movimientos y los últimos éxitos blancos.

Hoy, semanas después, con el fichaje ya cerrado, queda demostrado que la información que se filtró desde el Camp Nou no era real, algo que ha supuesto una nueva decepción para esa misma masa social blaugrana que ha aumentado su nivel de crítica con respecto a los que rigen los designios de su club.

Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 0


El flash: toda la última hora