Buscar

La fórmula del Real Madrid que está revolucionando las ventas de sus canteranos

17/07/2017 - 10:34
  • El Madrid ya apenas cede jugadores y crece el número de traspasos
  • Así se aseguran ingresos si el futbolista no explota en su destino
  • Los canteranos deben apretar más: su retorno no está así garantizado
Dani Carvajal, uno de los mejores exponentes de esta nueva política de salida de canteranos en el Real Madrid. Imagen: Reuters

El Real Madrid ha cambiado su estrategia de fichajes. De un tiempo a esta parte los merengues fichan menos galácticos para atar jóvenes promesas del fútbol español e internacional. También ha cambiado la estrategia con respecto a sus canteranos para disparar sus ingresos al tiempo que la competitividad de los propios futbolistas que desean hacerse un hueco en el primer equipo.

¿En qué consiste ese cambio? Hace diez años el Real Madrid abrió las puertas de 'La Fábrica' para ceder a muchos de sus perlas más relevantes a equipos de nivel medio-bajo en los que se fogueasen antes de volver al Bernabéu para jugar con los 'mayores'.

Este método, sin embargo, tenía dos inconvenientes: no dejaba dinero en la arcas merengues y no siempre garantizaba que el jugador que salía retornase con el nivel suficiente que se exige para un futbolista madridista.

Así, sólo aquellos que le ponían voluntad allende Madrid volvían cumpliendo las expectativas. Otros casos (Parejo, Portillo, Soldado...), sabedores de que sí o sí volverían tras la cesión, hacía que no siempre lo dieran todo en los equipos donde eran cedidos.

Ahora el Real Madrid apenas cede jugadores. La mayoría de futbolistas con proyección que abandonan Valdebebas lo hacen con fórmulas de traspaso que, además, suelen rozar cantidades elevadas para jugadores que no tienen una experiencia prolongada en el fútbol de élite.

En estos casos el Real Madrid se asegura el retorno del jugador con cláusulas de repesca que superan el valor de venta, pero que suelen ser asequibles para el bolsillo merengue.

De esta manera el Real Madrid mata varios pájaros de un tiro. En primer lugar, se garantiza ingresar un buen pellizco por estas ventas. Con las cesiones no se ingresa nada. Si el futbolista vendido traspasado funciona y explota en su nuevo destino, al Madrid apenas le cuesta esfuerzo recuperarlo aunque sea por un precio mayor que el de venta, lo que, por cierto, suele dejar contento al club que lo ha disfrutado, porque pierde al jugador, pero al menos se ve compensado económicamente.

Además, los chavales traspasados con opción de compra suelen mostrar mejor rendimiento que los cedidos porque, al contrario de lo que pasa con un préstamo, no tiene garantizado el retorno al Madrid como pasa con una cesión. Tienen que dar lo mejor de sí mismos para ganarse ese retorno.

Si finalmente el futbolista no explota, el Madrid sale ganando el dinero de su venta y se quita de en medio el engorro de tener luego que colocarlo en un nuevo destino, que es lo que pasa con las cesiones que no funcionan.

Con esta fórmula, el Real Madrid ha logrado muy buenos resultados en los últimos años, como ha pasado con Casemiro, Carvajal, Lucas Vázquez o Morata, jugadores que salieron traspasados y que han vuelto como piezas relevantes en la plantilla merengue.

Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 0