Buscar

ÚLTIMA HORA:
Los Mossos confirman que el imán de Ripoll murió en las explosión de Alcanar (19:45)

El Barcelona tranquiliza al Atlético y le comunica que no quiere fichar a Griezmann para suplir a Neymar

3/08/2017 - 12:33
  • Bartomeu llamó a Gil Marín para comunicarle que no irían a por él
Griezmann, durante la Audi's Cup disputada esta semana en Múnich. Imagen: Reuters

El Atlético de Madrid puede respirar tranquilo. El FC Barcelona no va a invertir parte de los 222 millones de euros que recibirá por el adiós de Neymar en el fichaje de Antoine Griezmann.

Así se lo comunicó este miércoles en conversación telefónica Josep María Bartomeu, presidente del Barça, a Miguel Ángel Gil Marín, consejero delegado de los rojiblancos.

En las últimas horas varios medios de comunicación desde Cataluña habían apuntado que, tras la venta del brasileño, el francés era el principal objetivo. Un delantero con experiencia en Primera y pedigrí suficiente para brillar en el Camp Nou.

Griezmann alimentó más si cabe el rumor cuando publicó en redes sociales una foto en la que se mostraba meditabundo. Sabiendo lo que le gusta jugar al 'Principito' con estos cuchicheos (véase lo que los alimentó con el Manchester United), el miedo se instaló pronto en el Metropolitano, más sabiendo que este verano no se podrá fichar por la sanción FIFA.

Fue entonces cuando nació esta conversación con una interrogante en sus motivaciones. No se sabe muy bien si Bartomeu llamó porque realmente el Barça no quería a Griezmann desde el principio o si ese cese del interés se produjo cuando se reveló que la cláusula de Griezmann no era 100 millones, sino 200 millones. Esa cifra, los 100 millones, será lo que cueste el futbolista, pero a partir del 1 de septiembre.

Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.