Buscar

El vestuario del Real Madrid persigue a Gareth Bale por su dejadez

12/09/2017 - 16:38
  • Los capitanes ya le advirtieron tras el partido ante el Valencia
Gareth Bale, en el entrenamiento previo al Real Madrid-APOEL. Imagen: EFE.

Gareth Bale no ha comenzado con buen pie en este inicio de curso 17/18. El galés, que acabó mal la pasada temporada, es cuestionado en la actual, hasta el punto de que los jugadores de mayor importancia en el vestuario del Real Madrid le han acusado de no darlo todo en los partidos.

Según informó Eduardo Inda en El Chiringuito de Jugones, los pilares de la plantilla denunciaron la situación del '11' en el equipo: "Los grandes jugadores del vestuario del Real Madrid están enfadados con Bale porque no se relaciona con nadie, solo con Modric porque le conoce de su etapa en el Tottenham y porque creen que no se está dejando la piel".

La primera acusación es recurrente. Fiel a su carácter introvertido, el de Cardiff se ha escudado al amparo de Modric, con el que jugó en Inglaterra. Modric es su guía, su gran amigo en el club. Bale no tiene muchos dentro del vestuario, el croata es una de las pocas excepciones.

Respecto a lo segundo, tras el partido ante el Valencia hubo un pequeño runrún por parte de algunos jugadores que hablaron tras el empate ante los de Marcelino, un duelo que señaló al galés.

Sergio Ramos y Marcelo lo dejaron claro en las apariciones en prensa posteriores al encuentro. Mientras que el capitán dijo que "hay veces que un toque de atención nunca está de más", el brasileño aseguró que "la afición tiene derecho a exigir a los jugadores, al entrenador". Bale, por lo tanto, deberá mejorar su rendimiento para revertir la situación.

Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.