Buscar

La falta de puntería condena al Atlético ante la Roma

12/09/2017 - 22:39 | 23:30 - 12/09/17
  • Alisson, la madera y el desacierto frenan al Atlético en el Olímpico
  • Correa y Carrasco mejoraron al equipo, muy superior tras el descanso
  • Discretos Griezmann y Vietto, buen partido de Thomas Partey
Antoine Griezmann, durante el partido. Imagen: Reuters.

Roma bien puede ser una ciudad para los suspiros, pero no para los que profirió el Atlético de Madrid en el Olímpico, que tuvieron mucho de desesperación y nada de placer. En el debut en la Champions 17/18, el equipo rojiblanco se fue con un empate agridulce que le da la bienvenida a esta competición que le da y le quita la vida y que ya le ha advertido: sin puntería no se va a ningún lado. Poco importa el juego, si los francotiradores fallan constantemente el tiro de gracia.

Las ocasiones de ejecutar a la Roma fueron diversas, cada vez más continuas conforme se acercaba el pitido final. Tras todas las tentativas, manos a la cabeza, ceño fruncido, la media sonrisa del rival. Como ya le pasó en Liga contra el Valencia, el Atlético tuvo argumentos, creó peligro y hasta sometió a su contrincante, pero mostró una ansiedad alarmante de cara a gol. El rostro de este sentimiento fue el de Luciano Vietto, devorado por la responsabilidad de una escuadra de gran nivel como es la rojiblanca.

Desde el minuto uno, con su centro del campo más sólido (sin Carrasco y con Thomas), el Atlético mostró carácter y salió a dominar con el balón. En 120 segundos ya lo había estrellado en el palo, con un disparo de Saúl marca de la casa. Fue el aldabonazo en la puerta, el 'ya estamos aquí', pero después los de Simeone se quedaron en el umbral. La Roma (un equipo recién nacido bajo el auspicio de Monchi) lo agradeció y lo aprovechó para tomar aire, ir ganando metros, desplegar a sus bandas. Defrel protagonizó el primer avisó con un tiro desviado, pero la presencia local ya había aumentado hacía un tiempo.

Los visitantes recularon un tanto y esperaron el momento propicio para atacar, para lanzar la contra. A pesar de su tenacidad, Vietto se perdió en un mar de malas decisiones, y la Roma tuvo, cruzada la media hora, su mejor ocasión, un trallazo de Nainggolan en una jugada ensayada que atravesó una jungla de piernas y que sacó los mejores reflejos de Oblak, que paró en dos tiempos. La respuesta fue una buena acción colectiva en la que Koke se quedó solo, cargó, disparó, derribó a Alisson...y se encontró con Manolas, que evitó el 0-1 en la misma línea de gol.

Tras el descanso, el Atlético del carácter pasó a ser el Atlético de la ambición. Simeone, a veces tan prudente fuera del Calderón (Wanda Metropolitano, disculpen, es la costumbre), lanzó un mensaje claro a sus jugadores: el objetivo era ir a por la victoria. Antes de ser sustituido, Vietto falló un mano a mano ante Alisson, que sacó un hombro casi vaticanista, providencial. Después, el argentino dio paso a su compatriota Correa y Gabi a Carrasco. Y el campo se inclinó definitivamente a favor de los del 'Cholo'.

En tan solo cinco minutos, ambos mostraron sus credenciales. Correa, con una jugada de fútbol sala que acabó en un punterazo que sacó Alisson; Carrasco, con un derechazo que obligó al meta a estirarse. La Roma estaba encerrada y lo poco que salía de su campo solía ser frenado por un muro, Thomas Partey, cada vez más afianzado.

Correa retomó el asedio con un nuevo tiro potente repelido de nuevo por Alisson y Gaitán (entró por un gris Griezmann, inédito en el relato hasta ahora por méritos propios) estuvo a punto de encontrar el botín, pero no llegó a un balón suelto con la portería vacía por centímetros. Saúl escribió el cruel epílogo en el descuento marrando la ocasión más clara de todo el partido: el '8' remató de cabeza un córner de Koke, recogió el rechace y cuando el gol se daba por hecho, la pegó al palo con la derecha. Doble ración de madera, ídem de decepción.

El Chelsea, próximo rival en Champions, agrandó un poco más la herida comparativa con un set (6-0) al Qarabag. La diferencia entre una mirilla bien calibrada y una descompensada puede ser toda una vida en la máxima competición de clubes. El Atlético tiene dos semanas (Málaga, Athletic y Sevilla) para remediarlo. El trabajo del juego, merced a lo visto en el Olímpico, lo tiene hecho.

FICHA TÉCNICA (por Europa Press)

--RESULTADO: AS ROMA, 0 - ATLÉTICO DE MADRID, 0.

--ALINEACIONES

AS ROMA: Alisson, Kolarov, Jesus, Manolas, Peres; Strootman, De Rossi, Nainggolan (Pellegrini, min.79); Perotti, Dzeko (El Shaarawy, min.89), Defrel (Fazio, min.67).

ATLÉTICO DE MADRID: Oblak, Juanfran, Savic, Godin, Filipe Luis; Koke, Thomas, Gabi (Carrasco, min.61), Saúl; Griezmann (Nico Gaitán, min.79), Vietto (Correa, min.58).

--ÁRBITRO: Milorad Mazic (SRB). Amonestó a Perotti (min.71)

--ESTADIO: Olímpico de Roma


Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 1

#1
12-09-2017 / 22:55
atletista
Puntuación 2

Nuestro Atleti no tiene a los arbitros de amigos como el Barcelona.