Buscar

El misterio de Zidane y Dani Ceballos continúa en el Real Madrid

14/09/2017 - 9:54
  • Ante el Apoel apuntaba a titular, pero acabó repitiendo suplencia
  • Tras la lesión de Kovacic, Zidane no lo escogió a él para suplir al croata
  • En el Bernabéu creen que el entrenador trata de protegerlo de la presión
Dani Ceballos, durante el partido que ayer disputó frente al Apoel de Nicosia. Imagen: EFE

El Real Madrid está atravesando un momento complicado de juego (los dos tropiezos en Liga han generado dudas) y también en cuanto a efectivos. Para Anoeta, por ejemplo, no contará con Benzema, Cristiano Ronaldo, Marcelo y Kovacic. Éste último se lesionó ayer. En su lugar salió Toni Kroos, no un Dani Ceballos que se postulaba como titular, que acabó como suplente y que, al primer contratiempo, no fue el elegido de su entrenador, de Zidane, para suplir al croata.

Pese a que el sevillano llegó con galones de futboilsta ilusionante, por ahora sus apariciones en el primer equipo han sido con cuentagotas aun incluso en aquellos duelos en los que el Madrid ha utilizado el plan B. Es el misterio de Ceballos.

En el Bernabéu le quitan peso al asunto y señalan a Zidane y su metodología para explicar por qué, por ahora, ha tenido un peso testimonial en el Real Madrid. El entrenador estaría, según estas explicaciones, tratando de protegerlo. De evitar que la presión que supone estar en un club tan gigantesco chafe su evolución. De ahí que cada intervención esté medida al milímetro. Poco a poco. Paso a paso. Ceballos, por ahora, parece abrazar y aplaudir la filosofía de su técnico.

"Llegué sabiendo lo que había. Trabajo todos los días para obtener minutos y que el míster confíe en mí. Me he acoplado bien desde que llegué. Con estos compañeros de tanta calidad todo es más fácil. Te dan confianza. Siempre jugar con estos jugadores te hace todo más bonito", afirmó tras el partido contra el Apoel.

"Por delante tengo a los mejores jugadores del mundo en su posición. Es el mejor club de la actualidad y de la historia. Tengo que ir pasito a pasito para hacerme un hueco", asumió casi nervioso ante las cámaras.

Unos nervios que, con la pelota en los pies, no sufrió. Ceballos, en los 20 minutos que disputó ayer, la pidió, la tocó, se ofreció en el espacio... hizo todo sin vergüenza alguna. Pese a ello, apunta a que en los próximos partidos su situación será similar, con una participación progresiva similar a la que tuvo Asensio el año pasado.

El mallorquín llegó a estar cinco partidos la temporada pasada sin ir si quiera convocado. Ahora es un indiscutible. Una senda que podría tener que recorrer también Ceballos para acabar como su compañero de equipo. Mientras tanto, el misterio sobre su presencia en el terreno de juego con la elástica del Real Madrid sigue siendo escasa. Un misterio a tenor del ímpetu que le puso el club a su fichaje.

Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 3

#1
14-09-2017 / 10:23
Yo
Puntuación -5

No es un misterio, este jugador se fichó para que el Barsa o Atlético no lo fichasen, al igual que quitaron a l Atleti al Hernández..........el Señor Florentino gracias a sus trapicheos constantes con las instituciones ha conseguido que el Madrid tenga mucho poder económico, y quiere convertirse en el Bayern de España. Fichando a todo lo que sale para que no lo tenga nadie, es una estrategia buena siempre que se tenga dinero, los jugadores no cuentan.............ahora Ceballos dice que está encantado......será en su cuenta corriente.......porque deportivamente ha perdido.....

#2
14-09-2017 / 10:58
Puntuación 3

A Asensio tambien lo quiere proteger de la presion? por que ya juega de titular o casi...

#3
14-09-2017 / 12:57
ralquezar
Puntuación -3

Fiuchar para que no lo fichen otros, deportivamente para el jugador es malo, para su economía ya no lo se.

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.