Buscar

Marcelo: "Es un orgullo inmenso entrar en la historia del Real Madrid"

EFE
14/09/2017 - 14:48

Madrid, 14 sep (EFE).- El brasileño Marcelo, que firmó su renovación con el Real Madrid hasta junio de 2022, mostró su alegría al asegurar que "es un orgullo inmenso" poder aspirar a superar a Roberto Carlos y convertirse en el futbolista extranjero con más partidos de la historia del club.

Con 415 partidos disputados y cinco temporadas por delante para alcanzar los 527 de su ídolo Roberto Carlos, Marcelo compareció radiante ante los medios de comunicación en el Santiago Bernabéu tras firmar con el presidente Florentino Pérez su ampliación de contrato con mejora económica.

"Es un orgullo inmenso poder entrar en la historia de este grandísimo club, me siento muy feliz y afortunado de estar en el Real Madrid", aseguró. "Estoy muy contento de poder hacer hace poco diez años en el club y ahora renovar contrato por cinco años más. Es un sueño cumplido y ver que mi familia también está feliz por mi".

Marcelo llegó a la sala de prensa rodeado de su familia, con su mujer y dos hijos, y sus mejores amigos. El mayor Enzo no dudó en subirse al estrado y ponerse donde segundos más tarde comparecería su padre y recordaría la figura clave de su abuelo Pedro, ya fallecido.

"Siempre pienso en los buenos recuerdos que tengo con él. Siempre que miro hacia atrás veo lo mejor y hoy en día estará contento de ver que mi familia ha crecido, que puedo decir que soy un hombre feliz en mi trabajo, cumpliendo el sueño de estar más de diez años en el Real Madrid. Con cada cosa que hago agradezco a dios y a él, porque no fuera por mi abuelo no estaría aquí", aseguró,

Ese mismo agradecimiento mostró Marcelo hacia su ídolo, Roberto Carlos, que fue clave para su adaptación al Real Madrid. "Conocía de la tele al Real Madrid porque salía siempre en las noticias en Brasil. Nada más llegar me enseñaron los valores del club, lo que ayuda por el mundo a la gente que necesita y a niños que no tienen una oportunidad".

"Me hizo mirar con otros ojos al Real Madrid, no solo como el gran equipo que veía por la tele si no como una institución muy grande", confesó.

Once años después de aquel momento, Marcelo reconoce que sigue siendo el mismo. "De aquel Marcelo queda prácticamente todo porque si no, no estaría aquí. Queda toda la alegría, mi familia ha crecido, las ganas que llegué ahora son mayores porque tengo que demostrar más. He madurado muchísimo y aún tengo que aprender más cosas".

En su mejor momento destacó el brasileño cada día que despierta y ve a su "familia contenta por estar en el Real Madrid" junto a la conquista de títulos. El peor fue cuando el club le quiso ceder y se negó. "Me llamaron para cederme y para decirme que no cuentan contigo. Era normal porque no tienes la experiencia que necesitas y fue el peor momento, pero ahí saqué lo más fuerte de mi con el apoyo de mi familia".

Pese a no haber jugado en el filial madridista, Marcelo confiesa que se siente un canterano. "Me habría gustado muchísimo haber jugado en el Castilla. Lo veía y cuando puedo veo sus partidos. Habría sido un honor ayudar al Real Madrid en la cantera. No fue posible pero me siento un canterano porque llevo mucho tiempo. Cuando veo un chaval del juvenil me pongo contento porque yo pasé por lo mismo".

Junto a Roberto Carlos señaló a Fabio Cannavaro y Sergio Ramos como los compañeros más especiales que tuvo. "Sergio siempre ha estado a mi lado defendiéndome muchísimo. Tengo claro lo que él siente por mí". Y eligió a Ronaldo Nazario, Ronaldinho y Van Nistelrooy como los mejores jugadores con los que jugó hasta que llegó Cristiano Ronaldo.

"Llevo tanto tiempo viendo entrenar y jugar, poder ayudar en cada centro y celebrar con él los goles, que Cristiano ha sido el jugador más completo con el que he podido jugar", aseguró. Como rival eligió a Neymar. "En contra el que más me sorprendió es Neymar, el más difícil de parar".

Tuvo claro el técnico con el que tiene una afinidad especial. "Con Zizou", aseguró. "Sin hablar con él ya me entiendo solo con la mirada. Es porque ha jugado al fútbol. En tan poco tiempo ha conseguido unir un equipo con grandísimos jugadores. Es muy difícil y él lo ha conseguido".

Ganar un Mundial con Brasil es uno de los objetivos que le quedan por conseguir en su carrera repleta de éxitos y lo señaló como un "objetivo" y no quiso mirar la fecha de su retirada, ni si será con el contrato que firma que acabaría con 35 años.

"Si vuelvo a Brasil será con canas", bromeó. "Tengo ganas de quedarme mucho tiempo más en el Real Madrid y no sé que sucederá en cinco años. Es un momento muy especial en el club y soy feliz. Quiero dar todo para ayudar y espero que no sean los últimos. Estoy cumpliendo un sueño, esta siempre va a ser mi segunda casa y estoy muy contento por renovar. Me encantaría retirarme aquí", dijo.

Otras noticias

Contenido patrocinado