Buscar

Los cuatro motivos por los que Zidane no quiere que el Real Madrid fiche en el mercado invernal

25/09/2017 - 7:43
  • El francés ha dado órdenes para que no haya incorporaciones
  • Cree que hay plantilla y, además, no quiere líos en el seno del vestuario
Zidane, en el banquillo de Mendizorroza, el pasado sábado. Imagen: EFE

Zinedine Zidane, entrenador del Real Madrid, ha dado carpetazo a las opciones de que su club haga algún fichaje en el mercado invernal. El francés lo tiene claro. No quiere refuerzos enero porque entiende que no es necesario, es decir, que con lo que tiene a día de hoy es más que suficiente.

Cuenta el diario Marca que cuatro son los motivos por los que el entrenador no ve necesario acudir a esta ventana en la que el Real Madrid hace tiempo que no activa fichaje alguno. Desde 2015, con Ancelotti al frente (llegó Lucas Silva y Odegaard, para el filial) no se ha hecho ninguna incorporación de este tipo.

1.- Plantilla competitiva

El Real Madrid atraviesa un bache de resultados que se hace especialmente notable en el Bernabéu (tres partidos de Liga, dos empates y una derrota) y que lejos de casa toma forma de dificultades para ganar (el sábado venció al Alavés, cofarolillo rojo por la mínima).

Sin embargo, Zidane entiende que es algo temporal, que tiene una plantilla más que suficiente para afrontar el campeonato y que no hay necesidad alguna de fichar. Es más, en cuanto a número de futbolistas sólo tiene un jugador menos. Este verano se han marchado Pepe Coentrao, Danilo, James, Morata y Mariano y han llegado Vallejo, Theo, Marcos Llorente, Dani Ceballos y Borja Mayoral.

2.- Hay pegada, sólo falta suerte

El Real Madrid parece estar atascado ante la meta rival. Le cuesta hacer gol pese a que genera ocasiones. Este último punto, que genera ocasiones, es a lo que se aferra Zidane para insistir en que no es necesario fichar delantero alguno. Con 122 disparos a puerta en lo que llevamos de Liga, el equipo sólo ha hecho 11 goles. De seguir la tendencia, con jugadores de la calidad de la plantilla blanca, lo normal es que los tantos caigan tarde o temprano.

3.- Estabilidad de vestuario

Zidane, que fue estrella del fútbol antes que entrenador, sabe perfectamente cómo gestionar un vestuario integrado por egos gigantes. En este sentido, el francés es consciente de que cualquier cambio, cualquier mínima variación, puede afectar el ecosistema merengue, esto es, puede provocar que haya luchas de poder en la plantilla. Por eso, por ejemplo, impuso como normal para fichar a Mbappé que una de las estrellas (Bale) se fuera.

El francés acabó en el PSG, pero de haberlo hecho en el Real Madrid, el movimiento de dominó se hubiera producido. En esta ocasión, con el mercado invernal sucede igual, sólo que Zidane no quiere si quiera que haya movimiento dominó. No habrá salidas.

4.- La opción de la cantera

En caso de que, de forma puntual, el Real Madrid tenga problemas de efectivos (lesiones, sanciones, etc) siempre queda la opción de una cantera competitiva de dónde han salido, entre otros algunos de los integrantes de la plantilla actual. Llorente o Achraaf son jugadores formados en la casa. Hay, por tanto, confianza en 'La Fábrica', frente a posibles contingencias imprevistas.

Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 3

#1
25-09-2017 / 08:13
MAL MUY MAL
Puntuación 6

DEJATE DE ROLLOS QUE TE FALTA UN 9 GALACTICO COMO EL COMER.

TEN SENTIDO COMUN.

#2
25-09-2017 / 10:28
BLANCO
Puntuación 0

La plantilla son 19 , Bale no cuenta y el Benzemal hace mucho tiempo que no debería estar en el Real Madrid....

#3
25-09-2017 / 20:51
idus de marzo
Puntuación 1

Nadie se ha dado cuenta de que el Madrid encaja muchos goles?

Hasta el último de la clase, que no había marcado ninguno, le marcó al Real.

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.