Buscar

DESTACAMOS
El Real Madrid no pasa del empate en casa ante el Tottenham y se complica el primer puesto de grupo en la Champions

¿Sigue la tensión entre Sergio Ramos y Piqué a costa de Cataluña y España?

13/10/2017 - 8:10
  • El madridista ha aumentado sus mensajes patrióticos desde el 1 de octubre
  • Ayer 'forzó' su visita a la bandera más grande de España para festejar el 12-O
  • En público Ramos ya no defiende con tanta intensidad a Piqué
Sergio Ramos, en un momento del vídeo que subió a Instagram para festejar el 12 de octubre. Imagen: @sergioramos

Sergio Ramos, capitán del Real Madrid y de la selección española, se ha distanciado ligeramente de Gerard Piqué después de los acontecimientos de las últimas semanas en Cataluña y la reacción del futbolista culé. Aunque ambos sigue manteniendo una buena relación, algo se ha roto entre ambos.

Lo demuestran las declaraciones públicas del jugador madridista, ya no tan rotundas a la hora de defender a su compañero en el combinado nacional. Además, el central ha aumentado en las últimas semanas sus mensajes con contenido patriótico.

Recién iniciada la concentración de España la semana pasada ya usó Instagram para difundir una imagen de su pasión por su país.

Ayer la percha del andaluz fue el 12 de octubre, Día de la Fiesta Nacional. Ramos colgó un vídeo en esa misma red social, en Instagram, en el que se le ve casualmente "paseando al perro" (según sus palabras) por un parque del barrio de Valdebebas, cercano a la Ciudad Deportiva Real Madrid, junto al edificio en el que se ha colgado la bandera de España más grande del mundo.

"Pues nada, que estaba yo por aquí sacando al perro...dando un paseito... y nada resulta que en un día tan especial para nuestro país, mira lo que nos encontramos. Así que nada, un saludito y orgulloso de nuestra bandera", dice en el vídeo en el que muestra el edificio con la gigantesca enseña española.

No resulta complicado pensar que Ramos en realidad no estaba paseando a su perro (no lo muestra en el vídeo), sino que, apenas terminado el entrenamiento del Madrid, se dirigió al lugar dónde se encuentra esta bandera para grabar el vídeo en cuestión. En los últimos dos años, el andaluz no dejó ningún mensaje en redes sociales para conmemorar esta efeméride.

Su incremento de patriotismo coincide casualmente con los mensajes que Piqué ha lanzado desde sus redes sociales y que muchas voces han interpretado como guiños a un independentismo que, en público, el defensa niega.

Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 3

#1
13-10-2017 / 09:04
españoles de verdad
Puntuación -12

Lo que pasa que Piqué es catalán, y los catalanes siempre estuvieron en España desde su fundación (matrimonio de Isabel y Fernando). Y en cambio, Ramos es andaluz, y no todos los andaluces estuvieron en España desde su fundación, de hecho, el Reino de Granada se conquistó militarmente. Si no hubiese sido por la fuerza militar, seguirían siendo independientes y por tanto no españoles.

Es bastante habitual, en aquéllos que se dan cuenta que no son españoles del todo, o catalanes del todo, o alemanes, rusos del todo, que estén intentando demostrar todo el rato que son "puros". Es lo que le pasa a Ramos. Los españoles de verdad, no tenemos que hacer tantos aspavientos.

#2
13-10-2017 / 12:13
rjt
Puntuación 6

Bien, Ramos. Feliz casualidad

#3
13-10-2017 / 12:33
dedocrata
Puntuación 5

Nº 1 el Reino de Granada comprendía las actuales provincias de Almería, Granada y Málaga. El resto de Andalucía pertenecían a la corona de Castilla desde el siglo XIII. El califato de Córdoba llego hasta el sur de Francia por lo que Cataluña en algún momento también fue reconquistada militarmente por los Reinos cristianos, en este caso la corona de Aragón. La LOGSE sigue dejando víctimas.

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.