Buscar

Míchel pidió al árbitro parar el Barça-Málaga por los gritos de "maricón" del Camp Nou

23/10/2017 - 19:20
  • El técnico, indignado con la actuación arbitral el pasado sábado
Míchel, el pasado sábado en el Camp Nou. Imagen: EFE.

El Málaga no vivió un buen día en el Camp Nou el pasado sábado. El cuadro de Míchel se fue enfadado con la actuación arbitral (el gol de Gerard Deulofeu no debió valer) y el entrenador del equipo malacitano acabó desquiciado con la labor del colegiado González Fuertes, al que llegó a pedir la suspensión por los insultos de la grada del Barcelona.

Tal y como han filmado las cámaras de El Día Después, el técnico, casi con gesto irónico, pidió al asistente del colegiado parar el partido porque parte de la grada se había lanzado con un sonoro "Míchel, maricón". El entrenador, que había tenido varios cruces por la actuación arbitral, lanzó un recado al cuatro árbitro: "!Árbitro! Para el partido. Me están llamando maricón".

El cuatro colegiado hizo caso omiso del aviso del técnico, que con visible enfado, le dijo: "Eso no se lo dices, ¿eh?". Míchel se refería a que su interlocutor no anunciaba a González Fuertes su petición, una comunicación que sí existió cuando el entrenador protestó por una acción anterior.

Al no obtener respuesta, Míchel cejó en su empeño, con una media sonrisa que delataba su frustración. El encuentro acabó con un 2-0 a favor de un gris Barcelona. El Málaga sigue siendo el colista de la Liga, sin haber conocido la victorias tras los primeros nueve partidos de competición.

Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 2

#1
23-10-2017 / 19:35
fc barcelona ladrones
Puntuación 10

todavía no han cerrado esa mie rda de campo por lo del cochino

#2
24-10-2017 / 07:49
OPINIO
Puntuación -1

Este Michel no se entera,

ese grito va por Jordi Sanches

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.