Buscar

ÚLTIMA HORA:
Condenan a Ratko Mladic, el 'carnicero de Bosnia', a cadena perpetua por el genocidio de Srebrenica (12:08)

La goleada del Real Madrid ante Las Palmas despoja a Zidane y Sergio Ramos de su careta optimista

  • Ambos admitieron que necesitaban ganar para frenar la crecida de la crisis
  • Sin embargo, tras caer en Londres, uno y otro insistieron en negar el mal momento
Sergio Ramos, durante el partido de anoche frente a la UD Las Palmas. Imagen: EFE

Tras perder en Londres, las voces autorizadas del Real Madrid, sus pesos pesados, insistieron en corear al unísono que esa palabra por la que le preguntaban los periodistas, la tan famosa 'crisis', no existía en el seno del vigente campeón de Liga y Champions. Sólo se estaba atravesando un pequeño bache, decían. Nada más. Ayer, sin embargo, tras golear 3-0 a Las Palmas, lo que entonces parecía un simple bajón, creció en gravedad. A menos a tenor de lo que explicaron tras el triunfo entrenador (Zidane) y capitán (Ramos). Ambos insistieron en que vencer y más con un resultado contundente, fue clave para espantar los malos rollos por aquello que ellos mismos habían tratado de minimizar justo tras la debacle de Wembley.

"Era muy importante ganar esta noche, lo necesitábamos. Es mucho más importante haberlo hecho por tres goles de diferencia y manteniendo la portería a cero. Empezamos con dificultad la primera parte, con poca velocidad. Al final conseguimos el gol y, a partir de ahí, realizamos una gran segunda parte. Los jugadores eran los que más necesitaban este resultado", comentó Zidane en sala de prensa.

Sus palabras dan a entender que, efectivamente, algo habían roto los dos últimos resultados (derrotas ante Girona y Tottenham) en el vestuario del Real Madrid. Por mucho que él mismo lo negara anteriormente.

"Nos viene bien una victoria así para que el equipo recupere la confianza. Luego viene el derbi para intentar dar una alegría a la afición. Queremos encontrar la estabilidad y recuperar el nivel del principio de temporada", insistió en la misma línea Sergio Ramos, ante las cámaras de Movistar Partidazo.

El Real Madrid es tercero, con 23 puntos, a 8 del líder, el Barça y a 4 del Valencia, el 2º clasificado. No es, desde luego, el mejor panorama posible, pero, pese a ello, dice Zidane que el arranque de temporada ha sido bueno.

"El balance que hago es que no es un mal comienzo de temporada. Perder esos dos partidos ante Girona y Tottenham ha sido un palo pero es lo que hay. Sabemos que podemos mejorar", insistió el preparador francés.

Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.