Buscar

ÚLTIMA HORA:
Condenan a Ratko Mladic, el 'carnicero de Bosnia', a cadena perpetua por el genocidio de Srebrenica (12:08)

Cristiano Ronaldo sufre la maldición de Raúl González en el Real Madrid

6/11/2017 - 8:49
  • El luso está clavando el inicio de temporada Raúl en su último año de madridista
  • Cuando el español dejó el Real Madrid tenía 32 años, como ahora Cristiano
Raúl, en 2009, y Cristiano Ronaldo, ayer, tras fallar sendas oportunidades. Imagen: Reuters / EFE

Cristiano Ronaldo coincidió una temporada con Raúl González en el Real Madrid. Fue la 2009-2010. Después de aquel curso, Raúl hizo las maletas y se fue (por la puerta de atrás) al Schalke 04 dejando tras de sí el rastro de una leyenda que sólo una persona, el mismo Cristiano, ha sido capaz de alcanzar, superar y pulverizar. Pero hoy CR7 atraviesa un estado de infelicidad íntimamente ligado a los goles que marca. Es una especie de maldición. La maldición de Raúl González.

Cuando el entonces '7' del Real Madrid (Cristiano tuvo que lucir el '9' hasta que se fue) jugó al lado de la estrella lusa, su DNI decía que tenía 32 años. La temporada anterior, pese a que fue un desastre para los merengues, el ariete logró 24 goles en 47 partidos, una cifra más que aceptable. Excelente se podría decir si se tiene en cuenta que los récords actuales, los que suelen batir CR7 y Leo Messi, son de otro planeta. Al alcance sólo de 'extraterrestres' como ellos.

Un año después, cuando ya coincidió sobre el césped con el portugués, Raúl bajó sus guarismos. Ese curso, el 09-10, sólo hizo 7 goles en 39 apariciones. La mayoría en el tramo inicial. Fue el comienzo del ocaso. El principio del fin... en el Bernabéu. Por que luego, en Alemania, con el Schalke, Raúl aún tuvo tiempo de demostrar que le quedaba pólvora en sus botas.

Cristiano Ronaldo, aunque guardando las distancias, se encuentra ahora en un proceso similar. Como aquel Raúl, tiene ya 32 años y sus números de la pasada temporada fueron excelentes, con 42 goles en 46 partidos. Pero ahora CR7 se ha desinflado.

Sólo lleva 8 goles en 13 partidos, buenos números para cualquier jugador pero no para él, acostumbrado a devorar porterías contrarias con una eficacia incontestable.

Cifra llamativa que se hace más sorprendente si cabe en la Liga, dónde solo ha logrado un tanto pese a ser el segundo futbolista que más remata, con 48 disparos. El primero es Messi, con 62. Pero él, Messi, lleva 12 goles sólo en Liga, 11 más que el portugués.

Raúl, en aquella última temporada en el Real Madrid, sumó cinco goles en sus primeros 10 partidos. Cristiano lleva sólo dos más, siete en total, en esos mismos primeros 10 partidos. Llamativo cuanto menos.

Marcando distancias con Raúl

Las diferencias entre uno y otro son, sin embargo, evidentes. Cristiano Ronaldo viene de hacer seguramente su mejor temporada con la zamarra blanca, mientras que Raúl ya llevaba unas cuantas en las que no era tan determinante como antaño y en las que, además, se le ponía en duda constantemente.

Cristiano y su colección de méritos colectivos e individuales hacen que, por ahora, se un intocable en el Bernabéu, aunque resulte llamativo ver como ha empezado esta temporada, la de sus 32 años, con un paralelismo más que similar al que tuvo Raúl en su momento, en aquella campaña que supuso su adiós del Real Madrid.

Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 1

#1
19-11-2017 / 12:39
uno
Puntuación 0

el problema es isco

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.