Buscar

El fichaje de Neymar por el Real Madrid supondría una inversión mínima de 600 millones

  • El PSG pedirá, mínimo, 250 millones por la salida del brasileño
  • El jugador cobra en París 70 millones de euros brutos por temporada
  • Un contrato de larga duración supondría un desembolso mínimo de 600 'kilos'
Neymar, durante el entrenamiento de Brasil previo al amistoso que hoy jugará contra Inglaterra. Imagen: EFE

El Real Madrid quiere a Neymar. Al menos ha sondeado las opciones de fichar al futbolista brasileño del PSG, insatisfecho, como parece, con su situación en París. A ello se une que Cristiano Ronaldo ha manifestado al club merengue su deseo de abandonar el Bernabéu el próximo verano. La ecuación cuadra para, a priori, tratar de completar con el ex del Barça el hueco que deje el portugués. Pero hacerlo no sería sencillo. Primero (y fundamental) porque exigiría una inversión desorbitada de casi 600 millones de euros.

Así lo ha revelado Eduardo Inda, director de OKDiario en El Chiringuito de Atresmedia. "La operación para traer a Neymar al Real Madrid le costaría, entre precio de fichaje y el sueldo de las cinco temporadas que firmaría, cerca de 600 millones de euros porque no saldría del PSG por menos de 250 millones, más que nada porque acaban de pagar 222 millones, y Neymar cobra allí 35 millones por temporada", afirmó el periodista. 

En todo caso, el fichaje es factible porque el propio futbolista y su padre y agente insistieron en dejar una vía abierta ante esta posibilidad, la opción de que el Real Madrid llamara a su puerta.

"Neymar puso una cláusula en su contrato con el PSG que le permitiría rescindir su contrato y eso es porque el padre de Neymar insistió porque sabía que podría haber un interés del Real Madrid. El Real Madrid lo tiene muy estudiado, pero no para este verano sino para el siguiente (2019), aunque depende de cómo acabe la temporada podría adelantarse", avanzó.

Contenido patrocinado

Otras noticias

Comentarios 1

#1
14-11-2017 / 14:00
justi
Puntuación 3

Demasiado dinero por un brasileño al que le gusta demasiado la juerga. Aunque camisetas si que venderá, si.