Buscar

Valverde se pone duro y exige fichajes y salidas inminentes para garantizar la supremacía del Barça

4/12/2017 - 9:52
  • Valverde quiere fichajes y los quiere ya, sobre todo en defensa
  • En el mediocampo exige la llegada en enero de dos jugadores ofensivos
  • En las salidas es básico aligerar lastre con Arda como prioridad
Ernesto Valverde, en el banquillo del Barça, durante el duelo ante el Celta de Vigo. Imagen: Reuters

El FC Barcelona ha dado, en la jornada que hoy acaba, muestras de debilidad. El empate a dos contra el Celta de Vigo en el Camp Nou pudo costarle más caro de lo que finalmente le ha castigado. Los pinchazos del Valencia y el Real Madrid mitigan el tropiezo blaugrana, pero no lo oculta. A ello que sumar la lesión de Umtiti. El francés estará dos meses fuera y deja un profundo boquete en el centro de la defensa que ha hecho que Valverde se haya puesto duro en materia de fichajes y también de salidas.

La advertencia, informa el diario As, es rotunda e inminente. Pretende Valverde que los refuerzos que lleguen lo hagan ya en enero porque, según fuentes cercanas al Camp Nou, el 'Txingurri' teme que con lo que tiene ahora mismo no le dé para aguantar el actual buen ritmo.

La defensa le preocupa mucho no sólo por esa baja de Umtiti, sino porque Mascherano está amagando con irse en el mercado invernal, lo que dejaría tiritando una zaga en la que el defenestrado Vermaelen está empezando a coger galones a la fuerza. No le queda otra a Valverde que dar minutos al belga. No tiene más defensas.

En este sentido Yerry Mina, el colombiano que ya tiene atado el Barça, es una opción, aunque desde el club quieren que llegue en junio para que se adapte mejor al fútbol europeo. La alternativa que más gusta a Valverde es Íñigo Martínez, de la Real Sociedad, pero los 40 millones de cláusula a los que se aferran los txuri-urdin es un impedimento.

Junto con esta prioridad quiere Valverde dos centrocampistas ofensivos. Uno es Coutinho, pero está casi imposible. El Liverpool se niega a negociar y el chaval no está dispuesto a presionar ante el riesgo de un castigo que lo deje sin Mundial.

Así pues, hay que activar el plan B. Özil tiene la 'pole', pero el Arsenal (de la mano del exdirectivo culé Raúl Sanhellí) no lo quiere dejar marchar y el sueldo que pide es elevado. Otra alternativa es Artur, mediocampista de Gremio al que ha envuelto la polémica de su reunión con Róbert Fernández. El club brasileño podría elevar el precio hasta 50 millones de euros.

Prioridad a las bajas

Aunque desde el Barça se vende el mensaje de que hay poder económico para hacer estos fichajes, lo cierto es que hay que dar bajas para cuadrar las cuentas del fair-play financiero. La fundamental es la de Arda, con un sueldazo que lo coloca como el sexto sueldo más alto de la plantilla.

Su adiós parece inminente desde hace semanas, pero no se termina de cerrar. André Gomes también podría salir y no se descarta que tomen el mismo camino Vidal o Denis Suárez a la espera de que Rafinha se recupere también de sus problemas.

En todo caso el objetivo culé es dar las bajas justas, sólo por cuestiones operativas y económicas. La prioridad sigue siendo atar fichajes, inyectar calidad y músculo al plantel blaugrana.

Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.