Buscar

El Calderón será demolido el próximo verano según el Ayuntamiento de Madrid

EFE.jpg
EFE
4/12/2017 - 12:52 | 13:30 - 4/12/17
  • El estadio acogerá un proyecto con edificios de media de 8 alturas
  • La M-30 a su paso por la nueva zona no se soterrará, sólo se cubrirá
El Vicente Calderón, en un partido de la pasada temporada. Imagen: EcoDiario.es

El estadio Vicente Calderón deberá ser demolido en los meses de verano para afectar menos al entorno, un derribo que podrá ser aprobado una vez que el club Atlético de Madrid solicite la licencia, para lo que debe aprobarse de forma definitiva la modificación parcial de este plan urbanístico.

Así lo ha explicado hoy en declaraciones a la prensa el delegado de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo, al término de la comisión municipal extraordinaria de su área, que ha aprobado con los votos en solitario de Ahora Madrid y la abstención del resto de los grupos la subsanación de un "error material" en el plan.

Mañana un Pleno municipal extraordinario dará luz verde a la corrección de esta errata para que el Gobierno autonómico pueda aprobar la modificación del proyecto urbanístico Mahou-Calderón antes de que finalice este año.

"El estadio tiene que salir y después se iniciará el proyecto de urbanización", una obra que depende de que el club solicite una licencia de demolición que será "compleja" según ha explicado Calvo, quien ha detallado que "hay que planear muy bien su ejecución".

Como "seguramente solo se pueda desarrollar esta obra en los meses de verano" la demolición del estadio empezaría en 2018 o, de no dar tiempo para tramitar la licencia se pospondría hasta el verano de 2019 el "grueso del trabajo" aunque sí se podrían hacer "trabajos de derribo de otros elementos".

Son los técnicos que soliciten la licencia quienes deben definir los trabajos de demolición "el faseado y cómo se van a producir", ha agregado el concejal de Ahora Madrid que ha dicho que es en dicha solicitud donde se planteará si el trabajo es "más intensivo" o "en distintas fases".

Una vez se apruebe la modificación del plan general "si todo va bien a finales de año" se debe aprobar un proyecto de urbanización y un proyecto de reparcelación por lo que los trabajos de "tramitación urbanística" y la ejecución física de esas obras se van a ir "solapando".

Respecto al error que previsiblemente se subsanará mañana, el delegado ha detallado que es un "error material" que consiste en un dato incorrecto respecto a la capacidad dotacional del plan anterior reflejada en la modificación del proyecto.

El Pleno del Ayuntamiento de Madrid aprobó en septiembre la modificación del plan general de la ciudad que permitirá la puesta en marcha de la operación Mahou-Calderón en el espacio que ocupa el anterior estadio del Atlético de Madrid.

La zona del estadio Vicente Calderón acogerá así un proyecto urbanístico con más zonas verdes, edificios con una media de 8 alturas en lugar de 20, y en el que la principal diferencia sobre el plan anterior es que la M-30 no se soterrará, sino que se cubrirá.

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, presentó en julio de 2016 junto al presidente del Atlético de Madrid, Enrique Cerezo, y la directiva de Mahou-San Miguel, Paloma Boceta, la nueva versión de una operación urbanística ideada en 2009 y que estaba paralizada en los tribunales.

Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.