Buscar

Filtran el nuevo contrato de Messi en el Barça, con una prima de 100 millones para mitigar sus líos con Hacienda

5/12/2017 - 9:13
  • El argentino percibirá, en total, 350 millones brutos en los próximos cinco cursos
  • Su salario neto será de unos 35 millones, 14 más que los 21 que cobra Cristiano
  • A esa cantidad hay que unir las primas por objetivos y los derechos de imagen
Messi da el ok a un compañero con la presencia de Sergi Roberto en primer plano. Imagen: EFE

El FC Barcelona ha renovado a Leo Messi en una operación que supera, con mucho, cualquier otra renovación (e incluso fichaje, si se excluye a Neymar) que hayan hecho los blaugrana. Hoy se han desvelado las cifras del nuevo megacontrato que ha rubricado recientemente el argentino. Son números que marean. Messi percibirá 50 millones brutos por temporada además de recibir una jugosa prima de renovación de 100 millones de euros que dividirá en cinco anualidades, una por cada año de contrato que le quedan. En total 350 millones de euros brutos en total, a los que unir los bonus por objetivos individuales y colectivos y sus derechos de imagen. Esta renovación coloca a Leo al nivel de Neymar y le permite, además, suprimir el impacto que tuvo en sus cuentas sus problemas con Hacienda.

Cuenta hoy El Mundo, diario encargado de desvelar todas estas cifras, que el argentino exigió a Bartomeu (que llevó personalmente toda la negociación) cobrar esos 100 millones de prima de renovación para compensar lo sucedido con el Fisco. Como excusa, además, esgrimió que el Manchester City, club que lo rondó en verano, le pagaba lo mismo si se iba al Etihad Stadium.

A Bartomeu no le quedó otra que aceptar la petición. Esta prima no se abonará de una tacada, sino que se ha dividido en cinco plazos, de tal forma que recibirá 20 millones brutos por cada uno de esos años que se unirán a los 50 millones de salario bruto que ha acordado el argentino.

Esto cierra sus emolumentos por temporada en algo más de 35 millones netos, 14 más que los 21 limpios que percibe Cristiano Ronaldo en el Real Madrid y siempre, además, con el añadido de que no se incluyen las primas (que en el caso de Messi, son elevadas) y los derechos de imagen, que el '10' gestiona en su totalidad, al contrario que, por ejemplo, los futbolistas del Real Madrid, con un porcentaje muy importante (habitualmente entre el 40-50%) destinado a engrosar las arcas merengues.

Cuenta El Mundo que, como reveló Interviú hace unas semanas, el pacto para la renovación se cerró a principios del otoño, pero que fue el propio Messi el que pidió ralentizarlo y no rubricarlo hasta que no se supiera qué sucedía con la crisis catalana. La amenaza de que el Barça no jugara la Liga y que Cataluña quedara excluida de la Unión Europea hicieron dudar al futbolista.

Calmadas las aguas, esta vez sí, se animó a firmar este acuerdo que, además, eleva su precio hasta los 700 millones. La renovación que se anunció en junio ponía el listón en 300, pero el caso Neymar y el temor a que se repitiera dinamitó todo y fue, además precursor de esta nueva subida de sueldo que condiciona, otra vez, las cuentas culés.

El Barça sigue manejando una masa salarial muy elevada que hace que se roce constante los límites del 'fairplay' financiero delimitados por UEFA y LaLiga.

Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.