Buscar

San Mamés acogerá junto a Dublín los partidos del grupo E de la Eurocopa 2020

7/12/2017 - 16:27
  • El estadio del Athletic también vivirá un partido de octavos
  • Bruselas se queda sin partidos: se los lleva Londres (Wembley)
Imagen: EFE.

La UEFA ha anunciado este jueves que Bruselas, una de las 13 ciudades inicialmente designadas para acoger la Eurocopa 2020, finalmente no será sede del torneo y que el estadio de Wembley en Londres acogerá los cuatro partidos que iban a celebrarse en Bélgica. El desglose de encuentros adjudica los partidos del grupo E a Bilbao, a San Mamés, junto a la ciudad de Dublín. El feudo del Athletic también vivirá un partido de octavos de final.

En un principio, Bruselas iba a acoger tres partidos de la fase de grupos y uno de octavos de final, igual que otras siete ciudades (Bilbao, Ámsterdam, Bucarest, Budapest, Copenhague, Dublín y Glasgow), pero la UEFA ha eliminado a la capital belga de esta relación de sedes.

De este modo, en Wembley, que solo iba a acoger los tres últimos partidos del torneo (semifinales y final), se disputarán un total de siete encuentros.

Hay una tercera categoría de sedes que acogerán tres partidos de la fase de grupos y uno de cuartos de final: Bakú, Múnich, San Petersburgo y Roma, que además ha sido confirmada como la sede del partido inaugural de la Eurocopa en su Estadio Olímpico.

La distribución de la fase de grupos es la siguiente:

Grupo A: Roma y Bakú

Grupo B: San Petersburgo y Copenhague

Grupo C: Ámsterdam y Bucarest

Grupo D: Londres y Glasgow

Grupo E: Bilbao y Dublín

Grupo F: Múnich y Budapest


Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.