Buscar

Paulinho confiesa cómo Messi lo fichó para el Barça en pleno Argentina-Brasil

22/12/2017 - 9:32
  • "¿Te vienes a jugar al Barcelona?", le preguntó cuando iba a lanzar una falta
  • "Si me llevas, me voy", respondió Paulinho antes de dejar la falta a Williams
  • Después de la pregunta a Paulinho le costó jugar aquel partido: "Estaba fuera"
Paulinho trata de frenar a Messi en el amistoso en el que el argentino 'fichó' al brasileño. Imagen: Reuters

Leo Messi fichó a Paulinho para el FC Barcelona. Tal cual. No es que el dinero saliera del bolsillo del argentino. Tampoco fue el delantero el que negoció su llegada al Camp Nou. A él, a 'La Pulga', no le hace falta. Como el 'D10S' que es en el fútbol mundial, una palabra suya basta para mover la maquinaria necesario con la que terminar teniendo a un futbolista vistiendo los colores de su equipo. Hasta aquí, nada fuera de lo normal. En la ciudad condal tienen asumido que bastantes movimientos de los que han hecho los culés ha sido para contentar a su mejor jugador. Lo raro de esta historia, del fichaje de Paulinho, es que Messi 'fichó' a su nuevo mejor aliado en pleno partido, en un duelo entre Brasil y Argentina. Lo ha confesado el propio afectado, el mismo Paulinho.

En una entrevista concedida al diario inglés 'The Guardian' ha relatado aquella sorprendente conversaicón que acabó, tiempo después, con el mediocampista convertido en fichaje del Barça.

El duelo, un amistoso que se jugó el 9 de junio de este año, de 2017, estaba en plena disputa cuando Paulinho iba a lanzar una falta. Messi se le acercó. "¿Te vienes al Barcelona?", le preguntó, mezclando sugerencia y duda al brasileño. Cuenta Paulinho que levantó la vista y, con rapidez, le respondió. "Si me llevas, me voy", le dijo antes de ceder el lanzamiento a su compañero Williams. Messí había conseguido matar dos pájaros de un tiro: convencer a Paulinho y, de paso, sacarle del partido.

"Mi agente me llamó. Mi actitud fue: 'Cuando tengas algo concreto, nos sentamos y decidimos, pero no necesito nada loco en mi carrera en este momento' Tenía tres o cuatro años de contrato aún. Y fui claro. O me iba al Barcelona o me quedaba, nada más", empieza a explicar Paulinho.

"Estábamos eliminados de la fase de la Champions League de Asia y Scolari quería que me quedara, pero él sabía que era una oportunidad única. Tengo 29 años, es el Barcelona. Se lo dije a él. 'Esto es el Barcelona. No hablamos aquí de ningún otro club: éste, o aquel... no. Estamos hablando del Barcelona'", le dijo a su entrenador.

Tiempo después, y pese a la resistencia de su equipo, el Guangzhou, la voluntad de Paulinho (y la de Messi) se hizo realidad: por 40 millones fichaba por el Barça y se convertía en un controvertido traspaso que, ahora, con el paso del tiempo, está dando el rendimiento esperado por ese precio.


Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.