Buscar

ÚLTIMA HORA:
Muere el dibujante Antonio Fraguas, Forges, a los 76 años de edad víctima de un cáncer

El último órdago de Zidane a Florentino Pérez a propósito del Real Madrid - PSG

14/02/2018 - 7:47
  • Crecen las opciones de que los blancos jueguen sin la BBC en ataque
  • Prescindir de Bale es una decisión que no gusta en el palco del Bernabéu
  • Nuevo pulso que se uniría al de los fichajes invernales
Zidane, durante su comparecencia previa al duelo de esta noche contra el PSG. Imagen: EFE

Llegó el día. Hoy es 14 de febrero de 2018. Hoy el Real Madrid juega la ida de los octavos de final de la Champions League (aquí puede consultar dónde y cómo verlo). Para Zidane, su entrenador, es una fecha marcada en rojo en el calendario de su continuidad. Si cae esta noche o lo hace en la ronda, será su final como entrenador blanco. El entrenador se la juega. Por eso hoy sus decisiones estarán liberadas de condicionantes. De ahí que al francés no le importe dar un paso relevante y elevar un último órdago al presidente, Florentino Pérez, con la probable alineación frente a los galos. Bale tiene, cada segundo que pasa, menos opciones de ser titular en el partido más importante del curso.

En el entorno del vestuario merengue crece la idea de que, al contrario de lo que se cree en la corriente generalizada, la BBC no será titular. ¿Benzema, el sacrificado? No. Para Zidane Benzema es sagrado al igual que Bale lo es para Florentino Pérez.

Pero su entrenador no opina igual y coloca un peldaño por debajo al galés, que en los últimos partidos que ha jugado no ha completado los 90 minutos y que ya el pasado sábado se quedó fuera del once contra la Real Sociedad.

Esa idea, la de dejar fuera del once en un partido como éste a uno de los fichajes favoritos del dueño del sillón presidencial, es un acto de valentía. No es novedad que en el vigente campeón de Europa existen gustos y preferencias que se han convertido en mandamiento para los dueños de sus respectivos banquillos. Jugar con la BBC sí o sí fueron lastres que ya soportaron Ancelotti o Benítez.

Zidane lo ha sufrido pero en diferente medida gracias a las lesiones de sus integrantes, que le han permitido usar modelos diferentes sin que ello supusiera presión alguna para su cargo. Ahora es distinto. Los tres futbolistas del ataque 'galáctico' están sanos, pero su entrenador entiende que lo mejor es que no empiecen de inicio.

Palabras mayores que se unen al pulso mantenido entre el técnico y su presidente, por ejemplo, por los fichajes. Mientras la cúpula creía que era necesario incorporar futbolistas en el pasado mercado invernal, el entrenador lo veía como una jugada arriesgada. Se negó en rotundo y frenó operaciones casi cerradas, como la de Kepa.

Ahora, con su cargo en juego, Zidane vuelve a jugársela con sus propios criterios en uno de los días más importantes de su carrera como entrenador. El que puede decidir su futuro en el banquillo del Real Madrid.

Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 2

#1
14-02-2018 / 08:48
pbd
Puntuación 2

Vaya, más mierda ...

#2
14-02-2018 / 13:22
idus de marzo
Puntuación 2

Las responsabilidades son en primer lugar del presidente, director técnico y entrenador llamado Florentino.

Zidan lo único que puede hacer es entrenar y tratar de sacar el mejor resultado de los mimbres con los que cuenta (alguno nefasto). Tambíen trata de mantener la unidad y espíritu de equipo ante los desmedidos antojos de sus ignorantes directivos.

Zidan es un excelente entrenador, lo ha estado demostrando con títulos hasta hace muy poco.

Pero es muy difícil navegar con el pesado lastre de una incompetente directiva.

El entrenador, como siempre en el fútbol, seguirá siendo el saco que apalear pasa salvar a los incompetentes.

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

El flash: toda la última hora