Buscar

Sosiego antes de París

EFE
3/03/2018 - 23:09

Madrid, 3 mar (EFE).- El Real Madrid recuperó las sensaciones del triunfo en la visita del Getafe tres días antes de la cita clave de París, cumbre de la temporada, en una sesión que agitó la pelea por Europa y aclaró, una vez más, la situación de la parte baja de la clasificación.

El conjunto de Zinedine Zidane se reencontró con el triunfo en un trámite que solventó con éxito. Tres puntos más y la mirada hacia Europa ante un rival que encajó tres goles por primera vez en la temporada.

El idilio con el gol que mantiene Cristiano Ronaldo y la vuelta a buen nivel, después de la lesión, de Marcelo, alientan el equipaje del conjunto blanco hacia París, donde pretende rentabilizar la ventaja de 3-1 conseguida en el partido de ida frente un adversario que ha ganado todos sus partidos jugados en el Parque de los Príncipes.

El Real Madrid se topó con el partido que quería. Sin sobresaltos, sin contratiempos y sin lesionados. Con dos goles de Cristiano y otro de Gareth Bale, el que abrió la cuenta. El penalti transformado por Portillo apenas inquietó al conjunto de Zidane, concienciado de la tarea.

El conjunto blanco mira hacia París asentado en el tercer puesto y con una desventaja respecto a Barcelona y Atlético de Madrid a expensas de lo que dicte el domingo el duelo entre ambos del Camp Nou. A alguno va a recortar seguro. Mientras, aleja a sus perseguidores en la obligación de asegurar la actual plaza.

La pelea por los puestos europeos se aviva cada fecha. La victoria del Girona en Villarreal y el triunfo del Sevilla ante el Athletic ha enredado la puja en la zona alta.

El Sevilla es ahora el gran beneficiado en esta carrera. El conjunto hispalense recuperó el rumbo en la Liga española al enlazar dos victorias. Se impuso con solvencia al Athletic (2-0) y atisba, incluso, los puestos de Liga de Campeones cuya frontera marca el Valencia.

El Sevilla ganó en Málaga y consolidó su mejoría ante el Athletic, que recurrió a las rotaciones con la mente puesta en la Liga Europa, el próximo jueves, citado con el Marsella. Sin Raúl García ni Aritz Aduriz ni Beñat Etexeberría, suplentes.

La lógica apareció poco antes de cumplirse la media hora con el gol de Luis Muriel y cinco minutos más tarde gracias a Franco 'Mudo' Vázquez, que firmaron los dos aciertos en cinco minutos.

El Sevilla, quinto, aventaja ahora en cuatro puntos al Villarreal, en pleno decaimiento. El Girona salió con los tres puntos del estadio de La Cerámica (0-2). Fue un encuentro muy practico del conjunto catalán que rentabilizó al máximo sus ocasiones de gol ante un rival que dominó el juego, pero que tan solo inquietó la meta rival en contadas ocasiones en el segundo tiempo.

El Villarreal encajó su segunda derrota seguida ante un rival que marcó en la ocasión que tuvo en la primera parte, con el gol de Cristian Stuani, al cuarto de hora, y que repitió en la segunda, gracias a Anthony Lozano a diez del final.

El marcador dispara las expectativas del Girona, séptimo en la tabla, instalado de lleno en plena carrera por los puestos continentales, solo a uno del propio Villarreal.

Mientras se aprieta la disputa europea se despeja la batalla por la permanencia. De esa zona se distancia el Leganés, que se reencontró con el triunfo a costa del colista, el Málaga, cada vez más resignado a la pérdida de la categoría.

El equipo madrileño ganó 2-0, recuperó las buenas sensaciones de antaño y se distanció de la zona complicada. Butarque acogió a dos protagonistas en decadencia en las últimas jornadas. Cinco derrotas en febrero para cada uno. Una racha crítica que el Leganés acentuaba, además, con dos empates.

Había vivido de las rentas obtenidas en el primer tramo de curso el Leganés, que había entrado en un notable bajón. Pero los goles de Javier Eraso y Nordin Amrabat a la hora de partido supusieron un desahogo para el cuadro Asier Garitano.

Un alivio que no termina de encontrar el Deportivo, incapaz de sumar tres puntos. No pasó del empate en Riazor contra el Eibar (1-1) en una tarde desgraciada para los locales.

Fue un punto insuficiente para ambos. El cuadro de Clarence Seedorf jugó en inferioridad desde antes del descanso por la expulsión de su portero Maksym Koval, que se estrenaba bajo los palos gallegos. Dejó el campo en el minuto 39, cuando el marcador ya estaba igualado.

Fue el japonés Takashi Inui el que adelantó al Eibar a los diez minutos aunque un autogol del meta eibarrés Marko Dmitrovic en el 33 estableció el equilibrio que se prolongó hasta el final.

Los coruñeses habrían salido de las posiciones de descenso provisionalmente si se hubieran impuesto a los vascos, pero no lo consiguieron, y los eibarreses habrían alcanzado en la tabla al sexto, el Villarreal, y con el empate han perdido la séptima plaza en la que está el Girona.

Otras noticias

Contenido patrocinado


El flash: toda la última hora