Buscar

Dembélé el olvidado: contra el Atlético sólo calentó y en el Barça preocupa su errática vida privada

5/03/2018 - 10:47
  • Adora la comida basura, sale demasiado y sus padres se están separando
  • Frente a los rojiblancos, Valverde lo tuvo calentando, pero no jugó
  • En algún tramo del calentamiento, Dembélé mostró una clara desgana
Dembélé sale a entrenar con el Barça en una fotografía de archivo. Imagen: EFE

Ousmane Dembélé ya es, oficialmente, un problema para el FC Barcelona. El futbolista francés fichó en verano por 105 millones de euros (los variables eran de 40 millones) y no sólo está lejos de haber dado un rendimiento si quiera cercano a esa cifra, sino que su involución en el Camp Nou es, cada vez, más preocupante. Ante el Atlético de Madrid no jugó. Sólo calentó. Y hasta en eso dejó que desear mientras desde el club filtran que su modo de vida no es precisamente el adecuado.

Cuenta la Cadena Ser que en este apartado, el de su vida privada, son varios los aspectos que preocupan. Por ejemplo, su alimentación. Dembélé adora (como otros futbolistas) la comida rápida. Una alimentación 'basura' que podría estar favoreciendo sus constantes problemas físicos.

El ejemplo de que este tipo de alimentos pueden perjudicar es Messi. Desde que abandonó su pasión por las Pizzas o las hamburguesas y mejoró su alimentación diaria, disparó su rendimiento y se olvidó casi por completo de las lesiones.

Pero en el caso de Dembélé también preocupa su vida nocturna (sale demasiado) e incluso sus viajes para disfrutar de alguna que otra juerga, como a principios de la semana pasada, que aprovechó el día y medio libre que le dio Valverde para irse primero a Marruecos y luego a Francia.

Además, sus padres se están separando, con lo que según parece, el chaval está afectado por esta situación, lo que también incide en su rendimiento. En todo caso, su rendimiento no está siendo el óptimo.

Valverde, en este sentido, no se ha casado con la millonada que costó el jugador y si tiene que dejarlo fuera de los partidos, lo hace sin cortarse. Ayer, frente al Atlético de Madrid, el 'Txingurri' sólo agotó dos cambios. Uno fue forzado por la lesión de Iniesta y en ninguno de los dos Dembélé fue el escogido.

En la primera parte, cuando el capitán mostró sus problemas musculares, Valverde lo tuvo calentando como una alternativa, pero André Gomes fue el encargado de jugar. Dembélé terminó sentándose y cuando le tocó calentar de nuevo, hubo tramos en los que mostró una evidente desgana, sin apenas hacer nada en la banda, apenas estirando.

En el Camp Nou ya dan por hecho que el jugador no dará muestras de la calidad que dejó entrever esta temporada. Sus problemas de adaptación (el idioma sigue siendo una gran barrera para él, además de su timidez) parecen ser demasiado grandes. Ya se buscan soluciones para dar la vuelta a esta situación.

La cesión a otro equipo es una vía aún no descartada, aunque hay fe en que pequeños ajustes de cara al inicio de la próxima temporada podrían ayudar a mejorar todo este panorama.

Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 1

#1
05-03-2018 / 13:46
Pedro
Puntuación 4

Es muy facil. No era un partido para hacer experimentos.