Buscar

Paco Jémez y su nueva 'rajada': "Hay que trabajar hasta echar el hígado por la boca"

11/03/2018 - 22:06
Más noticias sobre:

El entrenador de la UD Las Palmas, Paco Jémez, dijo tras la derrota ante el Villarreal (0-2) que su equipo no estuvo "a la altura" y fue "un auténtico desastre" en "un día nefasto", y que si se vuelve a repetir, estará "muerto" en la lucha por evitar el descenso a Segunda.

En la conferencia de prensa posterior el encuentro, el técnico isleño tuvo duras palabras para sus jugadores, se enfrentó a un periodista local y terminó admitiendo que él también es "responsable" del "caos" de este domingo.

Sería motivo "para echarnos a todos", incluido él, y que trajeran "a veinticuatro jugadores nuevos", apostilló.

"Tienen que mirarse cada uno dentro, ver lo que han dado y sacar conclusiones", fue el mensaje que envió a los jugadores, tras un partido en el que "ha fallado todo".

"No hemos hecho nada bien, ni tener el balón medio segundo, lo perdíamos con una facilidad tremenda, parecía que ellos iban en avioneta y nosotros con las piernas atadas, la diferencia de velocidad ha sido enorme", aseguró.

"Ahora hay que trabajar hasta reventar y el que no lo haga está fuera hasta que echen el hígado por la boca. Si caemos, que sea con dignidad y orgullo, y si subo a ocho jugadores del filial, me da exactamente igual. Si no somos capaces de demostrar más de lo que hemos hecho hoy, ante un gran equipo como el Villarreal, es que no podemos estar en Primera", dijo.

Jémez se enfrentó a un informador local cuando éste le cuestionó si se había trabajado el nuevo sistema de juego, al empezar el partido con dos delanteros, Calleri y Expósito

"No te voy a permitir que pongas en tela de juicio mi trabajo, ni se te ocurra....", le respondió, para posteriormente explicar que con esos dos puntas "la primera parte estuvo más competida", y con los dos cambios realizados al descanso, el equipo jugó de la forma que venía haciéndolo habitualmente y buscaba tener más posesión, pero es "cuando han hecho (el Villarreal) las ocasiones más claras".

"Siempre llegábamos tarde, teníamos que dar muchos toques, hemos estado lentísimos, sin saber gestionar el balón, apareciendo en zonas donde no tenemos que ir, lo que viene siendo un desastre, y cualquier equipo con gente arriba rápida te hace daño", subrayó.

Jémez reconoció que el responsables también es él: "No me escapo del desastre".

Asimismo, señaló que sus jugadores estuvieron "a años luz" de lo que deben estar y que de esa forma el partido "no podía acabar de otra manera que perdiéndolo".


Contenido patrocinado

Otras noticias

Comentarios 0