Buscar

Se reaviva la tensión entre la directiva del Barça y su plantilla por el caso Neymar

13/03/2018 - 13:04
  • En el palco no hace gracia los guiños constantes pidiendo el retorno del crack
  • Sus dirigentes no se olvidan de que Neymar les tomó el pelo en verano
Messi y Neymar, durante un partido de la última pretemporada culé. Imagen: Reuters

El futuro de Neymar es una batidora. Agitación constante sin que se sepa muy bien qué va a salir de los próximos meses. Por ahora, lo que parece claro es que el futbolista se está planteando su continuidad en París. Mientras, el Real Madrid acecha y el Barça observa en la distancia con muchos protagonistas blaugrana deseando que el futbolista tornase a la ciudad condal. La plantilla, por ejemplo, estaría encantada. El problema es que es una opción que en el club, no sólo no manejan, sino que molesta.

Cuenta la Cadena Cope que el palco culé está asistiendo enfadado, casi irritado a la cascada de declaraciones que se están produciendo en los últimos días en el cambiador blaugrana. Cuando a los futbolistas blaugrana les preguntan por el posible retorno de Neymar, la mayoría responde igual: estarían encantados de ver de nuevo a Neymar corretear con la camiseta del Barça por el Camp Nou.

Pero más allá de que eso sea o no posible (el nivel de gasto del Barça de los últimos fichajes lo hace casi impensable), indigna tanto guiño de las estrellas hacia un futbolista que no dudó en dejar en la estacada al Barça.

Con el agravante de que buena parte de la plantilla lo sabía y no le dijo nada a la directiva barcelonista. Intentaron frenarlo, eso sí, recordándole que en París no sería tan feliz (deportiva y personalmente) como en la ciudad condal. Pero no sirvió de mucho. Mientras, los mandatarios hacían públicamente el ridículo al aseverar que Neymar se quedaría. No tenían ni idea de lo que estaba pasando.

El brasileño (y el resto del plantel) les estaba tomando el pelo en este asunto y ellos, la directiva, picaron el anzuelo. Por eso ahora todo este asunto se ve en el Camp Nou como un imposible que no hace más que encrespar los ánimos de más de uno de sus miembros por demostrar que la plantilla se mantiene ajena a la deserción de Neymar y hace primar su amistad que la posición en la que quedó el Barça tras un verano movido.

Contenido patrocinado

Otras noticias

Comentarios 0