Buscar

Monchi: "Al hablar de mí, se exagera"

24/04/2018 - 11:49 | 12:13 - 24/04/18
  • Afronta sus primeras semifinales de Champions con la Roma
  • El director deportivo hará historia si logra ganar al Liverpool
Monchi, director deportivo de la Roma. Imagen: Reuters

Natural de San Fernando (Cádiz), Ramón Rodríguez Verdejo, más conocido como Monchi, recibe a EcoDiario.es para analizar la que puede ser la mejor temporada de la historia de la Roma. Durante el pasado mercado estival, el director deportivo generó unos ingresos superiores a 113,8 millones de euros con seis ventas. Ahora su club está a dos partidos de estar en la gran final de la Champions League de Kiev. Anfield y el Liverpool le esperan tras eliminar al Barcelona.

Seré directo. Muchos aficionados le responsabilizan de ser el gran responsable de que la Roma esté en semifinales. ¿Es usted el artífice?

Para nada. La culpa de este éxito es de mucha gente que ha estado detrás de la entidad desde hace mucho tiempo. En estos años he ido mejorado en cuanto a mi desarrollo como profesional, pero necesito seguir aprendiendo de bastantes personas, especialmente de mi familia, que día a día me refuerza.

A mediados de temporada lo pasó realmente mal, pero los números no fallan: hizo una caja de 50 millones, aproximadamente, en valor de beneficios...

Es fundamental encontrar talentos que día a día nos den excelentes resultados deportivos y que en un futuro también nos ayuden a generar ingresos. Pero el logro es del club. Bueno, después de 30 años en el mundo del fútbol me he dado cuenta de que siempre hay momentos complicados, pero lo importante es que debes superarlos con humildad. Aunque esto también pasa al revés, cuando las cosas van mejor de lo previsto no tienes que creerte superior a nadie porque al día siguiente estás abajo.

¿Detrás de la gesta europea qué secreto económico hay?

Cada uno tiene su manera de hacer las cosas. En mi caso doy mucha importancia al futuro y a la formación. Pero antes de mover ficha hay que saber en qué club se está y conocer a la afición. Cuando se supera esa primera fase es turno de hacer operaciones.

¿El cambio del Sevilla a la Roma modificó sus planes de trabajo en la gestión deportiva?

En el Sevilla partíamos casi de cero al principio y fuimos poco a poco. La Roma ya ha pasado esa etapa, pero ni mucho menos significa que no haya que seguir generando plusvalías para así crecer más. Gran parte del dinero obtenido por las salidas se destinó a realizar fichajes con el objetivo de que el club se consolide en la élite.

Cuando un director deportivo destaca se afirma que ha nacido el "nuevo Monchi". Explíqueme...

No me considero tan importante como dicen. Pero ni mucho menos es algo que me moleste, al contrario, Si se utiliza es porque esa gente me respeta. Al final debo dar las gracias a las personas que valoran mi trabajo, pero se exagera (entre risas).

Llegados a este punto. ¿Ahora qué?

Ojalá podamos tapar la gesta ante el Barcelona metiéndonos en la final. Si queremos que nos vaya bien debemos mantener los dos pies en el suelo. Sé que el pase ante el Barcelona quedará marcado para la historia, pero ojalá en poco tiempo se deje de hablar de dicho asunto y se diga que la Roma es finalista.

Fulminaron al Barcelona…

Fuimos mejores en muchos aspectos como en el físico. Toca seguir luchando con la misma mentalidad de siempre porque estamos en un sueño del que no queremos despertar. Será muy difícil, pero tanto la confianza como la responsabilidad del día ante el Barcelona serán claves si queremos estar en la final.

Abro un pequeño paréntesis. Aquella noche, el presidente se bañó en la Piaza del Popolo, ¿dónde estaba usted?

La verdad es que la noche de aquel martes dormí bien. No soy mucho de entretenerme en celebraciones, para mí el verdadero festejo fue en el campo. Bueno, llegué a casa muy feliz y me fui a la cama con tranquilidad, aunque sin poder dejar de pensar en el futuro.

Sigamos... Durante el partido ante el Barcelona le vi en una nube, ¿cómo es esa dimensión paralela de la que tanto se habla y la mayoría desconocemos?

La Roma necesitaba un gran momento de alegría. Es indescriptible. En el partido de vuelta, afición y equipo se fundieron en una sola cosa, algo bastante similar a un estado de felicidad absoluta y de tener la conciencia tranquila. Es un sentimiento demasiado grande para explicarlo de manera correcta.

Me gustaría que finalizase esta entrevista con una reflexión sobre lo que está consiguiendo la Roma. Adelante...

En la vida no hay nada imposible. A mí de pequeño me decían que con constancia las cosas se logran y la victoria ante el Barcelona fue una prueba más de que no me engañaron. Hay que seguir soñando.


Contenido patrocinado

Otras noticias

Comentarios 0