Buscar

Brutal agresión en Lisboa: 50 ultras del Sporting de Portugal pegan a sus jugadores dentro del vestuario

16/05/2018 - 9:18
  • Bas Dost, jugador holandés, acabó con varias brechas en la cabeza
  • La agresión llegó por no haberse clasificado para la Champions League
  • Algunos jugadores quieren rescindir ya sus contratos y no jugar más con el Sporting
Bas Dost, jugador del Sporting, y las brechas que le abrieron los ultras de su equipo. Imagen: Twitter

El Sporting de Portugal, tercer clasificado de la liga portuguesa, fue ayer objeto de una brutal agresión por parte de un grupo de ultras de su propio equipo, que accedieron al interior del vestuario de su ciudad deportiva para reprochar y luego agredir a los futbolistas por no haber conseguido la clasificación para la Champions League.

Los hechos tuvieron lugar en la ciudad deportiva del equipo en Alcohete, donde los 50 ultras llegaron y se introdujeron en el interior de las instalaciones sin que nadie les frenase. Es más, en el momento del asalto, eran ellos los que mandaban mediante la amenaza. Ordenaron a los periodistas no grabarles. Y también amenazaron a los miembros de seguridad que trataron de impedirles el paso.

Los futbolistas del Sporting (que fue rival del Atlético de Madrid en la Europa League en cuartos de final se vieron sorprendidos en el interior del cambiador por esta marabuta que primero empezaron a insultarles y luego, a agredirles.

Los ataques físicos llegaron cuando algunos de los jugadores lusos trataron de plantarles cara. La prensa local afirma que usaron barras de hierro, cinturones y bengalas para cometer estos ataques que tuvieron en el holandés Bas Dost, de 28 años, el peor damnificado. Acabó con dos brechas en la cabeza. No fue el único jugador al que los ultras pegaron.

Así quedó el vestuario tras el acceso de los ultras, con las sirenas antiincendios aún sonando por la presencia de las bengalas en el lugar de los hechos.

Después del ataque, los ultras huyeron a la carrera, todos cubiertos con pañuelos y pasamontañas que les tapaban el rostro. Pese a ello, la polícía ha informado que ha detenido a 21 de los asaltantes.

Entre tanto, este ataque podría tener consecuencias deportivas. El equipo se juega el próximo fin de semana ganar la Copa de Portugal frente al Rio Ave, un modesto equipo al que, supuestamente, deberían ganar los lisboetas sin problema.

Sin embargo, son muchos los jugadores que se niegan a jugar ese partido e incluso algunos, informan desde Portugal, estaría tratando de rescindir su contrato para no continuar en el Sporting el año que viene.

El ataque se produjo después de que el pasado fin de semana el equipo verdiblanco cayera por 2-1 frente al Marítimo y perdiera la oportunidad de clasificarse para la Champions, algo que dependía de ellos mismos en caso de que hubieran vencido.

Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.