Buscar

El Rayo Majadahonda afronta su 'otro ascenso' a Segunda División

28/05/2018 - 19:04
  • El estadio del Cerro del Espino deberá doblar su aforo durante la temporada
  • El Rayo Majadahonda competirá en LaLiga 1,2,3 con el presupuesto más bajo
Piña del Rayo Majadahonda antes de su partido frente al Cartagena. Imagen: @RMajadahonda.

El Rayo Majadahonda consiguió el pasado domingo por primera vez en su historia ascender a Segunda División española. Un hito para un club acostumbrado a estar a caballo entre Segunda B y Tercera que ahora deberá afrontar su 'otro ascenso' para disfrutar de pleno la categoría de plata del fútbol español.

Tras el histórico logro conseguido por el conjunto majariego, la población de Majadahonda se echó a la calle para celebrar el ascenso a LaLiga 1,2,3. Pero una vez superada la euforia del gol en el último instante y el poder medirse la con algunos de los clubes con más historia de España, el Rayo Majadahonda comienza a planificar lo que será la temporada 2018-2019 y su transformación acorde a un equipo de Segunda División.

Aforo de El Cerro del Espino

El club madrileño disputa sus partidos en el estadio de El Cerro del Espino desde su fundación en 1976. Además, este es el campo donde entrena el primer equipo del Atlético de Madrid debido a un acuerdo de colaboración económico/deportivo de 1997 y por ello carece de un gran aforo para afrontar partidos de la segunda categoría española. En la actualidad, este estadio tiene capacidad para 3.367 personas, una cifra que ya era pequeña para Segunda B y que con el ascenso en mano, se hace inviable para jugar en LaLiga 1,2,3 donde el mínimo exigido se encuentra en 6.000 localidades.

Por ello, el club deberá afrontar una remodelación para ampliar su capacidad, aunque lo irá haciendo de manera paulatina ya que LaLiga no exige los 6.000 asientos hasta la temporada 2019-2020. De esta forma este no será un gran problema a corto plazo para el Rayo Majadahonda ya que lo hará según vaya avanzando la temporada y ocasionando los menores problemas a sus espectadores.

Instalaciones del estadio

El aumento de aforo de El Cerro del Espino irá acorde a su reforma para ser un estadio de categoría de plata al completo. Los accesos al estadio (actualmente solo existe uno), iluminación, servicios de cafetería, aseos, seguridad y facilidades para discapacitados son algunos de los mínimos que exige LaLiga, y por lo que el club deberá reconvertir por completo el campo.

Además, los servicios mínimos para prensa de seis cabinas (cuatro para radios y dos para televisiones), cámaras en lugares adecuados del estadio y acomodar la sala de prensa para entrenadores y jugadores son otras de las exigencias que afronta el equipo madrileño.

Asistencia a los partidos

Durante la temporada 2017-2018, el Rayo Majadahonda tuvo una media de mil visitantes en sus partidos como local, una cifra que deberá por lo menos doblar para soportar tanto las exigencias económicas como el apoyo al equipo. Además la grada principal, es decir, la parte del estadio que enfocan las televisiones durante la mayor parte de la retransmisión de los partidos, deberá contar con al menos el 75% de su ocupación o LaLiga podría multar al club.

Todo esto afecta al número de socios, algo menos de 300 en la actualidad y una cifra muy inferior a la gran parte de clubes profesionales. Por todo ello, el Rayo Majadahonda deberá llamar la atención de la afición durante su conversión en Sociedad Anónima Deportiva.

Plantilla y presupuesto

Si algo tienen seguro en Majadahonda es que la próxima temporada serán uno de los clubes con el presupuesto más bajo de LaLiga 1,2,3. Los poco más de 300.000 euros que maneja el club para la plantilla se verán incrementados con el dinero que se reciba de La Quiniela y los derechos televisivos, pero aún así será una pequeña cantidad comparada con la de clubes como Granada, Tenerife o los que no consigan ascender a Primera.

Unos equipos con los que tendrá que luchar también la directiva para mantener a sus jugadores. La histórica temporada ha puesto el foco en jugadores como Jorge de Frutos, a quien se vincula con el Real Madrid Castilla, Ayoub Abou, Dani Pichín, Juan Cruz o Jeisson Martínez y por ello Enrique Vedia, presidente, el exfutbolista José María Movilla, director deportivo, y Antonio Iriondo, actual entrenador, técnico que consiguió el primer ascenso a Segunda B en 1997 y un histórico de los banquillos madrileños, tendrán que trabajar muy duro para mantener el bloque fuerte de la plantilla.

Es ahí donde entra también el filial, ya que pese a que sí tiene categorías inferiores, de donde han salido en los últimos años jugadores como Lucas y Theo Hernández, Marcos Llorente y Munir, el Rayo Majadahonda carece de segundo equipo. Por este motivo, desde la directiva ya manejan nombres como el Club de Fútbol Pozuelo de Alarcón o el Internacional de Madrid para convertirlos en su segundo equipo y formar un proyecto de jóvenes talentos a largo plazo o nutrir a la primera plantilla en caso de urgencia.

Toda una serie de cambios que llevarán a cabo el Rayo Majadahonda para poder aspirar a cumplir el, a priori, objetivo de mantenerse en Segunda División e ir creciendo como club.


Contenido patrocinado

Otras noticias

Comentarios 0