Buscar

Cristiano Ronaldo se despide del madridismo en una carta: "Han sido los años más felices de mi vida"

10/07/2018 - 17:59
  • Aclara que su salida es decisión suya y no del Real Madrid
  • No duda en agradecer a Florentino su apoyo en estos años
Foto: Reuters.

La salida de Cristiano Ronaldo a la Juventus ya trae las primeras consecuencias. Nada más hacerse oficial su traspaso al club italiano, el Real Madrid ha emitido un comunicado donde el propio futbolista explica los motivos de su marcha.

En primer lugar, el ya exjugador del Real Madrid dio las gracias a todos los seguidores madridistas por el apoyo que ha tenido en este periplo: "Estos años en el Real Madrid, y en esta ciudad de Madrid, han sido posiblemente los más felices de mi vida. Solo tengo sentimientos de enorme agradecimiento para este club, para esta afición y para esta ciudad".

A la hora de explicar el motivo de su adiós, el propio Cristiano asume que es decisión suya: "Creo que ha llegado el momento de abrir una nueva etapa en mi vida y por eso he pedido al club que acepte traspasarme. Lo siento así y pido a todos, y muy especialmente a nuestros seguidores, que por favor me comprendan".

Tampoco quiso olvidarse de sus compañeros, entrenadores, miembros del club y junta directiva: "El Real Madrid ha conquistado mi corazón, y el de mi familia, y por eso más que nunca quiero decir gracias: gracias al club, al Presidente, a los directivos, a mis compañeros, a todos los técnicos, médicos, fisios y trabajadores increíbles que hacen que todo funcione y que están pendientes de cada detalle incansablemente". 

Ya por último, Cristiano dio nuevos detalles sobre la decisión tomada: "He reflexionado mucho y sé que ha llegado el momento de un nuevo ciclo. Me voy pero esta camiseta, este escudo y el Santiago Bernabéu los seguiré sintiendo siempre como algo mío esté donde esté. Como dije aquella primera vez en nuestro estadio hace 9 años: ¡Hala Madrid!".


Contenido patrocinado

Otras noticias

Comentarios 1

#1
10-07-2018 / 19:18
angarcu3
Puntuación 2

Su soberbia lo delata; todo no se puede tener.