Buscar

El árbitro argentino Néstor Pitana es el elegido para pitar la final del Mundial entre Francia y Croacia

8:34 - 13/07/2018
  • Tras arbitrar el partido inaugural, dirigirá también el último del Mundial
  • Además ha pitado el México-Suecia, Croacia-Dinamarca y Uruguay-Francia
Foto: Reuters.

El árbitro argentino Néstor Pitana será el juez de la final del Mundial 2018 que enfrentará este domingo en Moscú a las selecciones de Francia y Croacia en el último encuentro del Mundial de Rusia, siendo el iraní Alireza Faghani quien dirija el partido por el tercer puesto entre Bélgica e Inglaterra el día anterior.

Pitana, de 43 años, es árbitro FIFA desde 2011 y pitará su primera final de un Mundial en la segunda vez que es convocado. Ya estuvo en 2014 cuando dirigió cuatro encuentros, entre ellos la eliminación de Francia en cuartos ante Alemania. En el presente Mundial sumará un partido más, contando con la final. Uno de ellos fue el triunfo de los franceses ante Uruguay en los cuartos de final.

El argentino estará asistido por sus compatriotas Hernán Maidana y Juan Belatti, mientras que el cuarto árbitro será el holandés Bjorn Kuipers. Dirigiendo la sección del video-arbitraje estará el también holandés Erwin Zeinstra. Será el segundo colegiado argentino en arbitrar la final, tras Horacio Elizondo en 2006. Ambos habrán dirigido el primer y último partido de su respectivo Mundial.

El partido que define el tercer y cuarto puesto tendrá en la figura del iraní Alireza Faghani al árbitro del duelo entre ingleses y belgas. Estará acompañado por Reza Sokhandan y Mohammed Mansouri, mientras que el cuarto colegiado será el senegalés Malang Diedhiou.


Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.