Buscar

¿Cómo funciona el VAR en LaLiga? Principios fundamentales, modo de transmisión y casos de uso

8:20 - 12/08/2018
  • El VAR es un árbitro que tiene dos asistentes: el AVAR y el operador de vídeo
  • Actúa en goles, penaltis, rojas y dudas con jugadores, nunca en fueras de juego
  • El VAR estará en Madrid y recibirá las imágenes de los estadios desde Barcelona
Imagen: Getty

El VAR ya es una realidad en el fútbol y lo será en España a partir de la Supercopa. El partido que enfrenta al ganador de Liga y al campeón de Copa (en este caso subcampeón) servirá de previa para que el árbitro asistente de vídeo dé el salto a LaLiga. Pero ante la duda que surge a aficionados, prensa y deportistas de si cambiará el VAR el fútbol, estos son sus principios fundamentales, su funcionamiento y los casos en los que se usa.

En primer lugar el árbitro asistente de vídeo lleva por lema 'Mínima interferencia, máximo beneficio'. Esta frase comenzará a hacerse cada vez más común en el fútbol y explica el principio fundamental del VAR, el cual no pretende cambiar el juego por completo, sino ayudar a las correctas decisiones de los colegiados, que deberán ser siempre de la máxima categoría nacional y serán elegidos para cada encuentro como si de un asistente más se tratase. Además hay que entender que el VAR, propiamente, no es una tecnología, sino una persona que trabaja junto a un AVAR (asistente) y un operador de vídeo.

Los tres se encontrarán siempre en una sala cerrada, con la iluminación propia para el trabajo y bajo una grabación constante de imagen y audio que ofrecerá completa transparencia. Estos estarán siempre en la Ciudad Deportiva de Las Rozas (Madrid), donde estará el centro oficial en España del VAR. Además, recibirán la señal de las imágenes del partido desde Barcelona, sede de Mediapro, que retransmitirá los encuentros que se disputen en los 20 diferentes campos de Primera División.

El árbitro asistente de vídeo debe consultar todas las jugadas polémicas, pero nunca tiene la decisión final, sino que esta recae sobre el colegiado que pita el partido. El VAR pedirá al operador de vídeo las diferentes tomas donde se pueda apreciar con precisión la jugada polémica, una vez que vea con total detalle la acción decidirá si tiene que consultar con el árbitro del partido o el encuentro debe continuar con su normal desarrollo. Si tuviese que comunicarse con el estadio, será el asistente del VAR quien ejecute la llamada. El AVAR hablará con el colegiado del partido y será quien comunique las imágenes que se ven desde Madrid, siempre que el balón no haya salido del campo y se haya vuelto a poner en juego. De ser así, la jugada polémica habrá terminado y el VAR no tendrá autoridad para comunicar al colegiado su punto de vista.

Una vez que el árbitro del encuentro tenga la opinión del VAR, decidirá si mantiene su decisión inicial, cambia el resultado de la jugada o acude a la pantalla de vídeo para consultar la polémica. Si se acoge a esta última alternativa, irá solo -sin jugadores ni entrenadores que le rodeen-, en público -siempre en un lugar visible para todas las personas que haya en el estadio- y sin límite de tiempo para tomar la decisión. Se comprende que es más importante tomar la correcta elección que hacerlo rápido, por lo que todo lo que tarde el árbitro deberá ser añadido en el tiempo de prolongación. Tras la revisión de las imágenes, el colegiado comunicará su decisión realizando el gesto oportuno, un cuadrado con sus dedos, y manifestándola a los jugadores sobre el césped.

¿En qué casos interviene el VAR?

El VAR tiene potestad para comunicarse con el árbitro en sólo cuatro escenarios: goles, ante un penalti o posible pena máxima, expulsiones y confusión con la identificación de un jugador. Por lo tanto, las jugadas que sean fuera de juego, siempre y cuando no acaben directamente en gol o penalti, no serán revisadas y será el criterio del árbitro y sus linieres el que se mantenga.

En primer lugar, siempre que haya un gol el VAR analizará toda la jugada de éste para saber si ha habido falta del equipo atacante en algún momento, el esférico salió del terreno de juego, algún pase previo al tanto fue en fuera de juego o simplemente el balón no entró en la portería o si lo hizo debido a un defecto en las redes. Antes de que el equipo que ha recibido el gol saque desde el centro del campo, el VAR procederá a comunicar al árbitro si ha existido alguno de los casos mencionados anteriormente. De haberlos, se procederá a su revisión tal y como se ha explicado anteriormente.

El segundo caso donde actúa el VAR es en los penaltis, ya que revisará toda situación que acabe en pena máxima o dudosa de ser pitada. Si existe la duda, entrará en juego el procedimiento antes de que comience una nueva jugada, y si el árbitro ha señalado el lanzamiento desde los once metros se revisarán cuatro supuestos: el jugador sobre el que se ha hecho el penalti no sufrió contacto alguno, hubo fuera de juego previo, el balón salió del terreno durante la jugada o la infracción se ha cometido fuera del área.

Otro supuesto de actuación son las rojas directas o posibles expulsiones. El VAR hablará con el árbitro principal si considera que una infracción debe ser sancionada con roja (nunca con amarilla aunque implique la segunda para un jugador) y el colegiado o bien mostró la amarilla, no sacó ninguna tarjeta o no señaló siquiera la infracción. También se puede dar el caso inverso en el que el árbitro expulse a un futbolista y el VAR considere con las imágenes que la acción no es constituyente de roja.

Por último, el árbitro asistente de vídeo podrá participar en una jugada si el colegiado principal ha sancionado a un jugador que no es el que ha cometido la infracción. De existir la duda, el AVAR se comunicará con el estadio y se procederá a los pasos correspondientes de actuación para corregir la decisión.

Con todo esto llega el VAR a España, un novedoso método de ayuda en el arbitraje que, pese tener sus fallos en su fase inicial y crear dudas entre aficionados, prensa y deportistas, ya ha tenido éxito en un torneo tan relevante como el Mundial de Rusia. La Supercopa de España, jugada en Tánger, será el primer partido oficial que cuente con este método que entrará de lleno en LaLiga 2018/2019 y servirá para que haya menos errores entre las decisiones de los colegiados y sus asistentes. Desde que se aprobó oficialmente, LaLiga se ha encargado de ofrecer guías a jugadores, entrenadores, periodistas y aficionados tanto presencialmente como en su web.


Contenido patrocinado

Otras noticias

Comentarios 0