Buscar

elSuperLunes
¡Ya es elSuperLunes! Con sólo un clic, descargue gratis su edición de elEconomista

Hallado un cuerpo carbonizado en la Embajada de EEUU en Belgrado

Agencias
8:09 - 22/02/2008

Un cuerpo carbonizado fue rescatado ayer de la Embajada de Estados Unidos en Belgrado, asaltada ayer por un grupo de manifestantes durante la protesta contra la independencia de Kosovo, según el portal de noticias serbio B92, que citó fuentes no oficiales. En estos momentos se desconoce la identidad de la víctima.

Ayer, un grupo de manifestantes consiguió irrumpir en la Embajada de Estados Unidos en Belgrado, prendiendo fuego en las dependencias. Antes de entrar en las instalaciones, los manifestantes quemaron la bandera estadounidense y lanzaron piedras contra el cordón policial que las protegían, que acabó retirándose a una calle cercana, según fuentes del portal de noticias serbio B92.

Media hora después de que se produjera el asalto, llegaron al lugar 200 antidisturbios, que arrestaron a algunos de los asaltantes y dispersaron al resto. Al parecer, la Policía golpeó a los asaltantes y utilizó gas lacrimógeno y vehículos pesados para dispersarlos. También se desplazaron al lugar los bomberos para apagar el incendio, informó B92.

Consecuencias del asalto

Fueron horas después cuando se halló el cadáver carbonizado, cuya identidad se desconoce. Sí, podemos confirmar que se descubrió un cadáver en la parte de la embajada incendiada", dijo la portavoz de la embajada estadounidense, Rian Harris. "Pero estamos seguros de que no es el de ningún miembro del personal de la embajada. Sabemos de todos los miembros del personal de la embajada", agregó la portavoz. Los enfrentamientos se multiplicaron en el centro de la capital serbia, donde la policía antidisturbios seguía enfrentándose por la noche a grupos de manifestantes que se libraron al pillaje.

Estados Unidos protestó oficialmente ante las autoridades serbias considerando "intolerable" que los manifestantes accedieran a la embajada y la incendiaran, dijo el portavoz del departamento de Estado norteamericano, Sean McCormack. El embajador estadounidense en la ONU, Zalmay Jalilzad, expresó su indignación y dijo que pediría al Consejo de Seguridad que condenase los hechos. Las autoridades serbias también han multiplicado esta semana las acusaciones a Estados Unidos y la Unión Europea por considerarles los instigadores de la independencia de Kosovo, proclamada por los dirigentes albano-kosovares el domingo. Las representaciones de Turquía, Bélgica, Croacia y Bosnia-Herzegovina, entre otras, también fueron objeto de la ira de los manifestantes.

El presidente de Serbia, Boris Tadic, en visita a Rumania, llamó a la calma y exigió "el fin inmediato de la violencia y de los ataques a embajadas". Horas antes, más de 150.000 personas, según la policía, participaron en la manifestación contra la independencia de Kosovo en la que se vieron algunas banderas españolas y en la que el primer ministro, Vojislav Kostunica, dijo que el territorio "siempre" pertenecerá a Serbia.


Otras noticias

Contenido patrocinado