Buscar

Cientos de miles de manifestantes protestan en toda Francia contra la política económica de Sarkozy

29/01/2009 - 17:31

Cientos de miles de personas han salido hoy a las calles de las principales ciudades francesas para protestar contra la política de Nicolas Sarkozy y su gestión de la crisis económica. Los sindicatos hablan de más de un millón y medio de manifestantes en todo el país y consideran la jornada de hoy como la mayor movilización de trabajadores de los últimos 20 años.

PARIS, 29 (EUROPA PRESS)

En la cabeza de la manifestación parisina, que recorrió las calles de la capital desde la Plaza de la Bastilla hasta la Opera, la primera secretaria de los socialistas franceses, Martine Aubry, justificaba su presencia en la calle por la negativa de Sarkzoy a "escuchar el enfado de los franceses y sus dificultades" y su "incapacidad" para responder a sus necesidades.

"Nos ha llevado a la recesión con su política, antes incluso de que llegara la crisis financiera", declaraba Aubry reclamando un cambio de rumbo.

"Estoy harto de que me tomen por un idiota", resumía por su parte Alain, un hombre ya jubilado, al hablar del motivo que le había llevado a salir a la calle en París para participar en la marcha convocada por los sindicatos en defensa del empleo, el poder adquisitivo y los servicios públicos.

"Se nos dice que no hay dinero y yo me lo creo. Pero cuando vemos que, sobre todo para la clase alta se encuentra, y de que, en realidad, el dinero que se da para salvar a los bancos va a parar a los accionistas, no estoy de acuerdo", continuaba Alain ante las cámaras de televisión.

"Se sirve a los bancos, se sirve a los ricos. Y ¿a nosotros, los trabajadores?", se preguntaba Michel. "Es algo que me encoge el estómago y es una lástima que la gente que nos gobierna no tenga en cuenta esta miseria. A veces siento vergüenza por ellos", decía.

Además de París, donde según la policía han desfilado unas 65.000 personas, Marsella, Lyon, Burdeos, Niza, Lille o Estrasburgo han sido igualmente escenario de manifestaciones en respuesta a la convocatoria sindical. Unos 300.000 en Marsella, la segunda ciudad francesa; 30.000 en Lyon, según los sindicatos, 25.000 según la policía; 60.000 en Burdeos, donde han sido numerosos los trabajadores del sector privado y entre 13.000 y 25.000 personas en Niza.

"Es la gente la que está aquí, no sólo los sindicatos. La pelota está en el campo del Gobierno y de la patronal. O entramos en la negociación y se deja de hacer pagar la crisis a los más humildes o asumen el riesgo de un conflicto social grave", advertía un responsable de la Confederación Francesa Democrática del Trabajo (CFDT).


Otras noticias

Contenido patrocinado