Buscar

La guerra de Gaza agita al Foro de Davos

AFP
29/01/2009 - 22:23

El primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, salió furioso el jueves de un debate con el presidente israelí Shimon Peres sobre la reciente ofensiva del Estado hebreo contra Gaza, en una de las más agitadas sesiones del Foro Económico Mundial de Davos (Suiza).

Erdogan afirmó que no volvería a participar en este Foro anual, cuando el moderador del debate le impidió replicar a una acérrima defensa por parte de Peres de la ofensiva lanzada por Israel contra el movimiento islamista Hamas, que controla la franja de Gaza.

"No creo que vuelva a Davos", afirmó Erdogan, al tiempo que dejaba el debate en el que participaban también el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, y el secretario general de la Liga Arabe, Amr Musa.

Erdogan criticó los aplausos prodigados a Peres por la audiencia y acusó al ejército israelí de haber cometido actos de "barbarie" en Gaza.

"Me parece muy triste que haya gente que aplauda lo que usted dijo, porque mucha gente murió" en la ofensiva israelí, dijo Erdogan, que al marcharse recibió también nutridos aplausos.

Peres, un veterano político de 85 años, Premio Nobel de la Paz 1994 por sus esfuerzos de paz con la Organización de Liberación de Palestina de Yaser Arafat, había alegado previamente que Israel se vio obligado a intervenir en Gaza para frenar los disparos de cohetes y morteros lanzados contra su territorio por miembros del Hamas.

"La tragedia de Gaza no es Israel, es Hamas. Ellos instauraron una dictadura. Una muy peligrosa", afirmó.

Antes de que el moderador le interrumpiera, Erdogan llegó a decirle a Peres: "Supongo que usted debe sentirse un poco culpable y que por eso habló tan fuerte. Ustedes mataron gente. Recuerdo a los niños que murieron en las playas (de Gaza)".

Peres le preguntó a su vez: "¿Qué haría usted si todas las noches decenas de cohetes cayeran en Estambul?", y agregó: "Israel no quiere tirar contra nadie, pero Hamas no nos dejó otra opción".

Todos los participantes en el debate defendieron con vigor sus posiciones en torno al conflicto en Gaza, que dejó más de 1.300 palestinos muertos y sembró la destrucción en ese empobrecido enclave de 1,5 millones de habitantes.

El secretario general de la ONU llamó a Israel a "mostrar un máximo de moderación para preservar el alto el fuego".

Poco antes, Ban había pedido a la comunidad internacional recolectar más de 600 millones de dólares para paliar las necesidades de comida y agua y atender a otras emergencias en Gaza.

En una conferencia de prensa posterior, Erdogan le reprochó al mediador del debate, David Ignatius, periodista del Washington Post, haberle dado apenas 12 minutos de uso de la palabra, contra 25 minutos para Peres.

"Tengo respeto por Peres y por su edad. Mi reacción estaba dirigida al moderador", declaró.

Respecto a su eventual retorno a Davos, dejó la cuestión abierta, al decir que la discutiría con los organizadores del Foro.

Turquía, un país musulmán con un Estado laico, es el principal aliado regional de Israel. Ambos países mantienen estrechas relaciones económicas desde la firma de un tratado de cooperación militar bilateral en 1996.

El gobierno turco, que ofició además el año pasado de mediador en las negociaciones indirectas de paz entabladas entre Siria e Israel, fue sin embargo un duro crítico de la ofensiva israelí contra Gaza.

"Soy un dirigente que dice que el antisemitismo es un crimen contra la humanidad. He dicho eso el mismo día en que fui nombrado primer ministro y lo había dicho antes también", recordó Erdogan, en respuesta a las críticas que su postura le valieron en Israel.

Posteriormente, la agencia turca Anatolia informó, citando fuentes del gobierno turco, que Peres telefoneó a Erdogan para pedirle excusas por el incidente.

tw-po-cr/js/mcd


Contenido patrocinado

Otras noticias