Buscar

Italia.- Ascienden a 17 los muertos en la explosión de un tren de mercancías en Viareggio

1/07/2009 - 17:47

ROMA, 1 (de la corresponsal de EUROPA PRESS, Gloria Moreno) El balance de víctimas mortales del accidente de tren que tuvo lugar en la madrugada de ayer en la ciudad de Viareggio, en el norte de Italia, asciende ya a 17, según los últimos datos facilitados por las autoridades italianas.

El último fallecido es uno de los heridos que había sido ingresado en estado muy crítico en uno de los hospitales de la zona y de los cuales todavía no se conoce la identidad. Entre las víctimas mortales figuran varios niños, algunos de los cuales fueron recuperados sin vida de debajo de las ruinas, mientras que otros fallecieron en los hospitales a donde habían sido trasladados.

Éste último es el caso de Iman Ayad, de tres años, que presentaba quemaduras en el 90 por ciento del cuerpo y que murió en el hospital pediátrico Bambin Gesú de Roma. La historia de su familia, que es de origen marroquí, es una de las más dramáticas de esta tragedia.

Entre las víctimas mortales también se encuentra su hermano Hamza, de 17 años, que en un primer momento había logrado huir de las llamas pero luego volvió a entrar en casa, precisamente para rescatar a su hermanita Iman, que había quedado atrapada.

El chico murió en seguida, mientras que la pequeña fue trasladada a un hospital especializado de la capital italiana, donde los médicos intentaron en vano ayudarla a seguir viviendo.

Sus padres también figuran en la lista de heridos muy graves, mientras que la hermana mayor, Ibtizen, de 21 años, es la única que logró sobrevivir. "Si mis hermanos hubieran huido conmigo no habrían muerto", lamentó la joven en declaraciones a la prensa.

Anoche, también falleció el pequeño Lorenzo, de dos años de edad, que había sido ingresado en estado gravísimo, con quemaduras en el 90 por ciento del cuerpo, en el hospital Meyer de Florencia, la capital de la Toscana, que es la región donde se encuentra Viareggio.

En el desastre, resultaron heridas unas 30 personas, 20 de las cuales se encuentran todavía en estado muy grave, con quemaduras en la mayor parte del cuerpo. Otras tres, según los datos ofrecidos por las autoridades esta mañana, se hallan desaparecidas.

Uno de los principales problemas que los equipos sanitarios tienen que afrontar es la identificación de las víctimas, muchas de las cuales han quedado completamente carbonizadas.

Contenido patrocinado

Otras noticias