Buscar

Honduras: Madrid, París y Roma llaman embajadores, UE no habla con gobierno

AFP
1/07/2009 - 18:06

España, Italia y Francia llamaron este miércoles a consultas a sus embajadores en Honduras tras el golpe de Estado, mientras el resto de países de la Unión Europea (UE) aprobó no mantener contactos directos con el nuevo gobierno.

El ministerio español de Asuntos Exteriores anunció su decisión de llamar a consultas a su representante diplomático en Tegucigalpa con "la esperanza de que ello contribuya, en el marco de los esfuerzos internacionales en curso, al restablecimiento de la institucionalidad democrática".

Idéntica resolución tomó París poco después: "Francia condena firmemente el derrocamiento del orden constitucional en Honduras y he decidido llamar a consultas a nuestro embajador", declaró el canciller, Bernard Kouchner.

El ministro de Relaciones Exteriores italiano, Franco Frattini, decidió, "de acuerdo con todos los países de la Unión Europea", llamar a consultas al embajador Giuseppe Magno, anunció un comunicado de la cancillería.

El canciller español, Miguel Angel Moratinos, había propuesto el martes que los países de la UE llamaran a consultas a sus representantes para mostrar su rechazo al golpe de Estado que derrocó al presidente Manuel Zelaya.

Pero en Bruselas, "los países europeos pidieron que (los embajadores) se queden para monitorear la situación", afirmaron a la AFP fuentes diplomáticas tras una reunión del Comité de América Latina del Consejo Europeo en la que se abordó la cuestión.

"España quería una respuesta coordinada" entre los países de la UE para llamar a consultas a los representantes, "pero no se ha resuelto hoy porque todavía es pronto", señalaron fuentes europeas.

No obstante, únicamente unos pocos países europeos tienen una embajada en Tegucigalpa, además de España, Italia y Francia. Entre éstos, está Alemania, mientras que la mayoría cuenta con una representación diplomática en algún otro país de América Central, competente en Honduras.

Los países de la Unión decidieron, en cambio, "mantener la presión" sobre el presidente designado, Roberto Micheletti, resolviendo no mantener contactos directos con el nuevo gobierno.

También la Comisión Europea, que dispone de una oficina de representación en Honduras, secundó esa postura, informaron las fuentes europeas.

El próximo viernes, los Estados de la UE mantendrán una nueva reunión para examinar nuevas medidas contra el gobierno de Micheletti, descartando por ahora "imponer sanciones".

app-lmm/arz


Otras noticias

Contenido patrocinado