Buscar

Muere el ex campeón mundial de boxeo y alcalde de Managua Alexis Argüello

AFP
1/07/2009 - 20:09

El ex tricampeón mundial de boxeo nicaragüense Alexis Argüello murió este miércoles a causa de un aparente suicidio, seis meses después de haber asumido como alcalde de Managua en representación del gobernante Frente Sandinista, que lo postuló por su popularidad y lo despide con honores.

El 'Flaco Explosivo', como le llamaban con cariño los nicaragüenses, decidió terminar violentamente con su vida a los 57 años, aparentemente con un disparo al corazón, en la madrugada de este miércoles en su hogar en Managua, informaron medios de prensa, mientras se esperaba que las autoridades aclararan las circunstancias de su deceso.

Nicaragua decretó tres días de duelo nacional y el presidente Daniel Ortega canceló un viaje a Panamá al cambio de mando presidencial por la muerte de Argüello, informó la portavoz del Gobierno y primera dama, Rosario Murillo.

Argüello adquirió fama en 1974 cuando a los 22 años conquistó su primera corona mundial en peso pluma contra el entonces campeón mexicano Rubén Olivares, a la que le sucedieron dos títulos más en 1978 y en 1981, que lo lanzaron a la cúspide del deporte.

En sus 20 años de carrera, que comenzó en 1968, Argüello ganó 33 peleas por KO y 9 por decisión hasta su retiro en 1988, tras el cual reconoció que "cayó" en el mundo de la droga y que había intentado suicidarse dos veces, pero que se había rehabilitado con ayuda de amigos.

Su exitoso paso por el boxeo lo ayudó a salir de la pobreza y a acumular bienes, parte de los cuales fueron confiscados por el gobierno revolucionario sandinista (1979-90), lo que lo llevó a exiliarse en Estados Unidos, donde vivió hasta que los sandinistas abandonaron el poder.

"Fui confiscado, me quitaron el dinero de los bancos", relató Argüello en una entrevista el año pasado en el Canal 63.

A su regresó a Nicaragua, se dedicó a actividades privadas hasta 2001 cuando anunció su adhesión a un acuerdo promovido por el Frente Sandinista (FSLN, izquierda) y su respaldo a la candidatura presidencial de Daniel Ortega, quien perdió los comicios frente al derechista Enrique Bolaños.

A raíz de su "reconciliación" con el FSLN, Argüello permitió que los sandinistas publicitaran su imagen deportiva con fines políticos, convencido de que se había unido al único partido "que podía sacar adelante" a Nicaragua, explicó en su momento.

Con el apoyo del FSLN asumió en 2004 como vicealcalde de la capital y en noviembre de 2008 fue candidato a alcalde de Managua en unos cuestionados comicios en los que fue declarado vencedor, pero la oposición denunció un fraude.

"No creo (que los sandinistas) me estén haciendo un favor" al postularme como su candidato para la comuna, al contrario están utilizándome a mí, por el cariño y el amor que le tengo a este país y encantado estoy que me utilicen", dijo el boxeador durante la campaña electoral.

Argüello apareció en numerosos actos políticos junto a Ortega, a quien elogiaba públicamente como "nuestro líder", el "único presidente" y a quien dijo que nunca traicionaría.

El deceso del púgil, que deja ocho hijos, conmovió al mundo deportivo y a los nicaragüenses que lo recuerdan como un hombre "generoso y alegre" que surgió de la pobreza y nunca olvidó a su gente.

Su trágica muerte ha sido "un impacto muy grande para mí, siento un dolor profundo. Él era un hombre alegre, entusiasta, que siempre vivía cantando, muy generoso", dijo conmovida la vicealcaldesa de Managua, Daisy Torres.

Argüello nació el 19 de abril de 1952, en el seno de una familia muy pobre del barrio Monseñor Lezcano en Managua, donde sus antiguos vecinos lloraban su pérdida.

"Era como si fuera de la familia", dijo una vecina. "El dijo que nos iba a ayudar poco a poco, él vivió en mi casa", recordaba con tristeza otra mujer.


Contenido patrocinado

Otras noticias